Advenimiento

Home / Opinion / editorial / Advenimiento

Editorial

Por Mario SALAMANCA RODRÍGUEZ

CHOLULA.- Dime la historia de Cristo, gran bala en mi corazón; dime la historia preciosa, ¡cuán melodiosa es su son! di como cuando nacía, ángeles con dulce voz, “Paz en la tierra”, cantaron “Y en las alturas gloria a dios”, dime la historia de Cristo, grábala en mi corazón; ¡Cuán melodioso es su son! Dime del tiempo en que a solas en el desierto se halló, de satanás fue tentado, más con poder le venció. Dime de todas sus obras, de su tristeza y dolor, pues sin hogar, despreciado anduvo nuestro salvador. Dime la historia de Cristo, grábala e mi corazón; dime la historia preciosa, ¿Cuán melodías en su son! Di cuando crucificado él por nosotros murió; del sepulcro sellado; di cómo resucitó, en esa historia tan tierna miró las pruebas de amor mi redención ha comprado el bondadoso salvador, el crucificado, ha revelado la verdad indivisible, inalienable, para cada uno de nosotros.

La verdad acerca de la muerte del señor Jesús en la cruz del Gólgota no se deja dividir velad, pues, porque no sabéis cuando vendrá el señor de la casa; si al anochecer, o a la mañana; para que cuando venga de repente, no os halle durmiendo. San Marcos. 13, 35-36.

Realmente aconteció que el hijo de dios, que es inmortal porque tiene la vida eterna en sí, toó forma de hombre para derramar su vida en su preciosa sangre en la cruz del Gólgota, a favor de nosotros. ¡Él ha muerto y ha resucitado! Así de igual manera debe ser un hecho real en tu vida el estar crucificado juntamente con él; ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizado en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte! Romanos 6-3.

Quiere decir concretamente que no puedes separar el bautismo del hecho de estar bautizados en su muerte, ¡O lo estamos, o no lo estamos! Si nos halamos en el último caso, somos enemigos de la cruz y, en el fondo, anticristo, toda dialéctica, toda visión de la verdad es una mentira contra la verdad del Gólgota, quiero enfatizar, en cuanto al arrebatamiento que está ante nosotros, en relación con la verdad de Jesucristo todo en tú vida debe ser indivisible. ¡Toda manifestación como irritación los temores, el orgullo, la critican, el odio, la impureza, etc., se originaron de un carácter dividido, inclinado a la mentira del “yo” que todavía sigue viviendo ilegítimamente! ¿Cómo puedas presentarte como creyente y al mismo tiempo ser un tirano en casa? ¿Cómo puedes afirmar que sólo quieres servir al señor y realmente siempre salirte con la tuya o imponer tu voluntad? Significa violar la verdad, mentir contra la verdad. Si decimos tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad. I. Juan 1-6.

Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo. I. Juan 2-18. Su murmuras, calumnias, acusas, en realidad andas en oscuridad, no practicas la verdad arrebatamiento está muy ceca, nuestra entrega debe ser absolutamente completa sin compromisos. Es de importancia vital aceptar de todo corazón la verdad del Gólgota, para experimentar serenamente el momento indivisible, cuando venga Jesús y no seamos avergonzados. Cuando Jesús aparezca en las nubes del cielo se revelará repentinamente lo que verdaderamente estaba o no en nosotros durante nuestra vida en la tierra. “Dios nos ama”.