Bajada del Señor del Desmayo al barrio de Santiago Mixquitla

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Por Dra. Margarita TLAPA ALMONTE

Segunda Parte

CHOLULA.- Al iniciarse la década de 1910, el país tenía 15 millones de habitantes; para 1920 eran 14 millones, descenso que obedeció a muertes por el movimiento armado de la revolución, por enfermedades infectocontagiosas y por hambre. En los años previos a la Revolución, el gobierno de Porfirio Díaz complementó los hospitales públicos (creados durante el virreinato), de beneficencia privada, particulares, militares, de ferrocarrileros y de los mineros con otros hospitales públicos, en particular tipo “pabellonal”. Durante la Revolución se fortalecieron o crearon las llamadas “cruces”, servicios de urgencias traumatológicas que dispusieron de hospitales de “sangre”, todo con la finalidad de contrarrestar las epidemias.

Las acciones de gobierno, en los siglos XIX y XX lograron incrementar la esperanza de vida, duplicándose de 35 a 70 años, con esto se logró multiplicar la población a 1, 600 millones a 7, 000 millones. Los años previos a 1910 etapa en que México presentó crecimiento demográfico y económico, se abrieron rutas comerciales y ferrocarrileras, el avance en comunicaciones telegráficas, exportaciones mineras y agrícolas, la industria progresó, se construyeron hospitales; asimismo, la esperanza de vida fue de 38 años; a esta edad llegaban quienes lograban sobrevivir a enfermedades infectocontagiosas, hambre, pobreza, desempleo y actos violentos. La tasa de mortalidad general era de 34 por mil habitantes y la tasa de natalidad de 35 por mil habitantes. La gente enfermaba y moría de infecciones crónicas, desnutrición o infecciones agudas como diarrea, disentería, tifo e influenza española. Dos enfermedades que tuvieron características epidémicas, llenaban y vaciaban los hospitales: el tifo y la influenza española. El tifo se manifestó especialmente entre 1915 y 1918; en 1916 se dictaron disposiciones para evitar su difusión, y controlar y prevenir la enfermedad en los hospitales, por extenderse por todo el país.

La falta de alimentos durante la Revolución fue producto de la dificultad para su transporte, costos elevados y acaparamiento de víveres e insuficiente producción. En 1908 los médicos eran cerca de dos mil, un médico por cada 6, 000 habitantes, concentrados en las grandes ciudades. En 1910, la población del país era de aproximadamente 15 millones; 10 años después tenía un millón menos de habitantes, el descenso se debió a muertes. El país, en realidad, no carecía de población, ascendía la población a 7.5 millones hacia la mitad del siglo XIX, duplicando su número en 1910.

En Cholula por su parte autoridades civiles y religiosas realizaron diversos actos públicos como procesiones y novenarios para pedir por la intercesión de Dios, así como la creación de lazaretos, inspección de boticas, bandos que prohibían prácticas médicas y colocación de luminarias para realizar control sanitario en el ambiente. La población indígena en la época prehispánica era elevada, sin embargo, durante los siglos XVI al XX, las guerras, las epidemias, la sequía y la hambruna jugaron un papel fundamental en la despoblación de Cholula.

En el conocimiento tradicional oral que algunos habitantes del barrio de Santiago Mixquitla, relatan en referencia a las epidemias durante el periodo de la Revolución (1910-1920), mencionan la existencia de siete enfermedades que originaron la muerte de la población, cólera, peste bubónica, fiebre amarilla, viruela, tifo, fiebre recurrente y gripa o influenza. En esa década se conformaron ejércitos grandes de carrancistas, villistas, zapatistas y otros, que se desplazaron por todo el país, se alojaron no solo en cuarteles, sino en diferentes lugares en Cholula, entre ellos, en el convento de San Gabriel en San Pedro Cholula. Lo que origino aglomeración y falta de higiene, las familias vivían en un solo cuarto, el agua era insuficiente, no existía drenaje, el piso era tierra, había mucha basura, descomposición de desperdicios y muertos, porque los ejércitos eran sucios y dejaban muladares, excremento, las familias convivían con los animales, había extrema pobreza y hambre, lo que provoco las enfermedades

A inicios de 1911 la gente comenzó a morir, a partir de 1912 incremento la mortalidad año con año en Cholula, las muertes fueron ocasionadas por el cólera, la viruela, la tifo y la gripa, fueron epidemias locales en puebla y Cholula, aunque las epidemias más fuertes fueron en 1915 y 1918, primero la de la tifo y luego la de gripa, morían niños, adultos y ancianos. Eran años de tristeza, porque morían familias enteras y se excavaban una sepultura para toda la familia, había mucha muerte.

Ante esta situación en el barrio de Santiago Mixquitla, un grupo de mujeres y hombres jóvenes pidieron calmar estas epidemias, por lo que en 1913 pidieron la Bajada del Señor del Desmayo con Fray Juan de la Cruz Bueno en el Convento de San Gabriel, quien autorizo su Bajada para que calmara las enfermedades de la muerte por tifo y gripe. Esta Bajada calmo las enfermedades y la muerte. A partir de ese año, los jóvenes hicieron un juramento que en cada año realizarían la Bajada del Señor del Desmayo. En noviembre de 1913 se conformó una Comisión de jóvenes, posteriormente Hermandad que solicitaron al señor del Desmayo, lo recibieron con lumbradas de zacate y recorrió todo el barrio de Santiago Mixquitla. Los integrantes de la Primera Comisión del Señor del Desmayo fueron: Felipe Bonilla, Josefa Alavez, Heligio Axotla, Vicente Alavez, Guadalupe Alavez, Procopio Tlapa, Remedios Castillo, Pedro Ávila, Pascual Alavez, Andrés Tepox, Felix Cuateco, Roque Castillo. La Bajada del Señor del Desmayo al barrio de Santiago Mixquitla se realiza el tercer jueves de noviembre cada año, su estancia en el templo del barrio es al domingo siguiente cuando la Hermandad del Señor del Desmayo realiza el cambio de la Mesa Directiva que representara a la Hermandad por un año, se realizan misas por los devotos y el Santo Rosario, el sábado Serenata con candiles. El mismo domingo por la tarde realizan una Procesión para dirigirse a la Capilla del Carmen donde está un día para posteriormente partir a su templo de Origen, la Tercera Orden.

Libre de virus. www.avast.com

Otras noticias

Metrópoli Cholulteca

Sepultaron a Cecilia Monzón Pérez

* Salió el cortejo a las 18:40 horas rumbo al panteón * Muestras de afecto y dolor entre presentes Por Epigmenio ROJAS CASTRO CHOLULA.- El