Calendario azteca

Home / Metrópoli Cholulteca / Calendario azteca

"Piedra del sol"

Por LAP. D. Bruno AGUILAR JUÁREZ

CHOLULA.- El calendario azteca o piedra del sol es uno de los grandes tesoros de la arqueología de nuestro país, es una representación del profundo conocimiento astronómico de los mexicas y de su fascinante cosmogonía.

El calendario azteca es un disco monolítico (hecho en una sola pieza) con inscripciones relacionadas con la astronomía y el culto solar de los mexicas, en él se describen los movimientos de los astros y los distintos ciclos con los que se medía el tiempo.

Contrario a lo que se sugiere su nombre, no es un calendario, sino un símbolo de la concepción del tiempo y la cosmovisión del periodo.

Para los aztecas, el tiempo transcurría en "soles" o eras cósmicas, periodos de creación y destrucción, antes de ellos, en la tierra ya habían existido otros cuatro soles, de hecho, según el historiador George Kübler, el calendario azteca es la representación del mito de los cinco soles.

Hay también otras teorías que indican que el calendario azteca es más bien el símbolo del quinto sol, que ocurriría con la llegada de Quetzalcóatl, o cómo ocurrió, con la llegada de los españoles.

Según expertos, la piedra del sol fue creada durante el periodo posclásico mesoamericano, por orden de Moctezuma Xocoyotzin o del Tlatoani Axayácatl, no hay en sí una fecha exacta de su elaboración, está hecha de piedra volcánica (basalto de olivino), proveniente probablemente del volcán Xitle y obtenida de la zona sur de la ciudad de México.

Aunque no se sabe con exactitud en donde se encontraba la piedra del sol antes de la conquista, hay varias teorías, la arqueóloga Bertina Olmedo Vera menciona que probablemente, el calendario estaba en una plataforma frente al templo mayor o en el templo Yopico del Dios Xipe Tótec.

Tras la caída de México Tenochtitlan en el año 1521, la piedra del sol se trasladó a la plaza mayor, al oriente del palacio virreinal, y se colocó con los relieves hacía arriba, se mantuvo ahí por muchos años, hasta que, en 1559, el arzobispo Alfonso de Montufar, mandó darle vuelta y enterrarla, argumentando que era una obra del demonio, que era una mala influencia para los habitantes de la ciudad, y para que se perdiese la memoria del antiguo sacrificio humano que allí se hacía."

Tras 270 años de estar bajo tierra, la piedra del sol se redescubrió el 17 de diciembre de 1790, mientras se hacían obras en el costado sur de la plaza mayor de la ciudad de México para construir drenajes y banquetas.

Fue nombrado "calendario azteca" por el antropólogo Antonio de León y Gama, quien asistió al lugar para verlo, el antropólogo argumentó que la piedra del sol no debía ser sepultada de nuevo por su gran valor histórico y artístico.

En el año de 1964, el calendario azteca llegó a la sala Mexica del Museo Nacional de Antropología, allí permanece hasta nuestros días, como una de las piezas principales del museo.

EL calendario azteca pesa casi 25 toneladas, mide 3.6 metros y tiene 122 centímetros de diámetro, inscripción Dios Tonatiuh, cinco soles, rueda de los 20 días, circulo de los 5 elementos, serpientes de fuego o Xiuhcóatl, en el canto el cielo nocturno, civilización Mexica.

Dentro de este monolito están descritos los movimientos de los astros y algunos ciclos en donde los meses duraban veinte días, los años dieciocho meses y los siglos 52 años, los cuales se renovaban.

La escultura tiene un estado de conservación estable, sin embargo, su coloración original se fue perdiendo por los siglos de exposición al aire libre.

La invitación para admirar esta hermosa escultura, en cuanto se pueda, es acudir al Museo Nacional de Antropología, uno de los más importantes de Latinoamérica, se encuentra en la primera sección del Bosque de Chapultepec, en la ciudad de México, ahí mismo podrás adquirir material escrito para conocer más ampliamente sobre la historia de este gran monolito piedra del sol o calendario azteca.

Continuará… Y no se te olvide seguir con la SANA DISTANCIA, gel antibacterial, lavado de manos frecuente con jabón, cubrebocas, cada vez más las vacunas están llegando con mayor regularidad, seamos optimistas que ya pronto nos vacunaremos, estemos atentos a la información donde y cuando nos tocará, por medio del periódico Quetzal, verdad sin compromiso, u otros medios de información, gracias, hasta pronto, bye.

correo electrónico: delfibruni

Libre de virus. www.avast.com