¿Crisis? No Pasa Nada, es Mentira…

Home / Opinion / ¿Crisis? No Pasa Nada, es Mentira…

CHOLULA.- Se escucha por ahí que desde marzo se empezó a informar sobre la llegada del coronavirus a México, se empezaron a tomar medidas preventivas, y conforme fueron pasando los días y las semanas, las endurecieron, eso sí, todo de manera voluntaria, como si el mexicano fuera muy obediente, y más viniendo del gobierno la indicación. Se está viviendo lo más crítico de la pandemia y aún se sigue dudando de la existencia del virus, y le dan una de explicaciones erróneas que dan risa. Es increíble que a estas alturas, aún muchos sigan sin respetar las medidas sanitarias, y dijera mi comadre Chana, el que por su gusta muere, hasta la muerte le sabe; cierto, pero lo malo es puede contagiar a muchos, empezando por su familia, y como suele ocurrir, el necio se salva, y el inocente sufre. ¿Será? Se escucha por ahí que en varios comercios de la ciudad, con locales pequeños, se ha adoptado la medida de pedir que entre una sola persona, medida que se aplaude, porque da muestras de responsabilidad, y cuidarse tanto en dueño de la tienda, como sus clientes. En otros piden que los clientes usen por lo menos el cubre-boca, y eso ha generado algunos incidentes, porque volvemos a lo mismo, los necios que piensan son inmunes. Los días pasan y todos deseamos que ya termine todo, pero falta aún mucho, en verdad mucho, para poder cantar victoria. ¿Será? Se escucha por ahí, que en donde de plano no se puede mejorar, es en la zona de los bancos, Telmex y CFE, las filas, con o sin, coronavirus, las filas de clientes son largas, desesperante el poder realizar el pago o trámite. Recomiendan hacer los pagos en línea, pensando que todos tienen -Banco en tú casa-, gran error de los ejecutivos, quienes se la pasan tras un escritorio y no conocen a su clientela. En otros casos, porque no hay tantos cajeros, cuando desde hace meses, muchos meses atrás, se han dado cuenta del problema. No quieren invertir en la tecnología, su argumento, es –no se justifica el gasto-. ¿Será? Se escucha por ahí, que ahora que se aplica el “Hoy no Circula”, el problema para muchos, es cómo trasladarse a Puebla, y más aún a su destino en la capital del Estado, tienen que aprender que ruta tomar, por dónde pasa, y luego caminar, en la mayoría de los casos, un buen número de calles. Quienes solo andan en la ciudad, sin complicaciones, usan la bicicleta, o solo es irse caminando, la ventaja de no estar tan lejos. Por un lado, es bueno, porque hacen algo de ejercicio, pero por otro lado, no se alcanza al 100 el objetivo, de quedarse en casa. Eso es lo que busca el “Hoy no Circula”, bajar el número de personas en las calles. Se escucha por ahí que, quienes van a Puebla, y se les “olvido” que su carro no debería circular, sufren más, por ser de otro municipio. Y es que en la capital, se las aplican con dureza, por arrastre, mínimo hay que pagar mil 300 pesos, y unos 200 del corralón. A eso hay que sumarle, el taxi, para regresar a su pueblo, luego el ir de nuevo a Puebla, al corralón. El chiste en promedio le saldrá en unos 2 mil pesos. Antes de salir de casa, verifique si su carro puede circular, por aquello de la terminación de la placa, no por otra cosa. ¿Será? Se escucha por ahí que el gobernador tiene la propuesta de que el ciclo escolar termine en agosto y de inmediato empezar el nuevo ciclo. Eso ha puesto a muchos padres de familia, a pensar sobre la “graduación” de su pequeño que sale de preescolar, primaria, secundaria o bachillerato. Dice el compadre Chano, -El horno no está para bollos-, la situación económica, ya es complicada, y lo estará aún peor para los próximos meses, y piensan en frivolidades. Los expertos en finanzas, ya estiman se saldrá de este bache, que parece hoyanco, económico, por allá de marzo o abril del 2021. ¿Será? Se escucha por ahí que poco se dice del riesgo que están corriendo los uniformados, policías municipales, estatales y federales, quienes no pueden, ni deben, quedarse en casa. Andan cumpliendo su deber, y en ocasiones, hasta sufrir insultos, por parte de los infractores. De las palabras, ni se preocupan, dicen ya están acostumbrados a esos insultos, pero cuando tienen que someter a un ciudadano agresivo, si sufren, porque el contacto personal no se puede evitar, y eso es un riesgo en estos días. Simplemente son gajes del oficio. Abuuuuuuuuuuuurrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr.