Domingo de Ramos, con poca afluencia

Home / Metrópoli Cholulteca / Domingo de Ramos, con poca afluencia

* La jornada religiosa, bajo medidas sanitarias

Por Epigmenio ROJAS CASTRO

CHOLULA.- En los templos católicos se vivió de una manera distinta, el Domingo de Ramos, con poca presencia de los católicos, quienes primero tuvieron que hacer una fila en los atrios o calles, respetando la sana distancia, usando su cubre-boca, y al ingresar se aplicaban gel antibacterial; se celebró esta tradición actividad con la cual prácticamente inició la Semana Santa.

Desde temprana hora en algunos templos, como la parroquia de san Pedro Apóstol, el convento de san Gabriel, y otros más, se fue notando la presencia de los fieles, quienes iban haciendo una fila, minutos antes de la celebración eucarística, y así lograr un lugar dentro del templo, donde se oficiaría la misma la cual se transmitía en las redes sociales.

En las eucaristías celebradas, además de recordar el pasaje bíblico de Jesús, con lo que inició la Semana Santa, en esta ocasión los sacerdotes con la participación de los fieles, elevaron sus oraciones pidiendo por la terminación de la pandemia, por el alma de todos aquellos quienes perdieron la batalla contra el covid-19, por quienes están luchando por su vida, por aquellos quienes arriesgando su vida, y la de sus seres queridos, todos los días cumplen con su trabajo.

Apegados al decreto solo se permitió el 30 por ciento del aforo de cada templo, los fieles, llevaban en sus manos su palma, desde la tradicional, hasta una nueva figura realizada por los artesanos, para que el sacerdote la bendijera, y con todo respeto llevarla a su domicilio en donde la tendrán.

En varios templo, los Mayordomos, tuvieron una dotación de palmas, al natural, las cuales fueron bendecidas y entregadas a quienes no llevaban, por alguna razón, su palma.

La mayoría de los ciudadanos que acudieron a la celebración, lo hicieron para cumplir con una tradición, para tener su palma bendita, muchos a sabiendas para que les sirve dicha palma bendita, doña María Ramírez, nos comentó “Mire, es tenerla en casa, en un lugar especial, no es arrumbarla, está vendita y merece respeto. Cuando usted tiene una aflicción muy grande, con mucha devoción se pone a orar, y toma un pedazo de esa palma, y la quema mientras está rezando, para lograr el milagro que está pidiendo. Así me lo explicó mi abuelita, o cuando ve que está cayendo una tormenta muy fuerte, de esas que dicen .se está cayendo el cielo, también la quema, y aunque lo duden, el clima se calma. Eso es lo que yo sé, y lo creo porque lo he vivido”.

Así los católicos, con una gran fe vivieron el Domingo de Ramos.

En las diversas misas celebras, los sacerdotes dieron las indicaciones relacionadas a la Semana Santa, en especial a los días principales como Jueves Viernes, Sábado y Domingo, resaltando que las actividades serán en su inmensa mayoría virtuales, y en los casos de ser presenciales se realizarán con el mínimo de personas, e incluso a puerta cerrada, y bajo las medidas sanitarias vigentes, que contribuyen a disminuir el riesgo de contagios del covid-19.

Libre de virus. www.avast.com