El Hijo Arrebatado del Cielo 

Home / Opinion / editorial / El Hijo Arrebatado del Cielo 

 

Por Mario SALAMANCA RODRÍGUEZ 

CHOLULA.- Satanás esperando a que esta mujer (Israel) dé a luz para destruirle a su hijo (el señor Jesús) cuando María estuvo a punto de dar a luz al niño Jesús, Herodes se enteró y ordenó matar a todos los niños menores de 2 años. Después que partieron ellos, he aquí un ángel, del señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate, y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo, y él, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto; y estuvo ala hasta la muerte de Herodes ara que se cumpliese lo que dijo el señor por medio del profeta cuando dijo: De Egipto llamé a mi hijo. Herodes entonces, cuando e vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de 2 años que había en  Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos. S. Mateo 2-13 al 16.

Ha sido siempre, desde el momento que Satanás oyó la profecía desde la “semilla prometida” que le Heriría en la cabeza, ha tratado de destruir usando todos los medios, el primer intento cuando quiso pervertir la genética humana. Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, que viendo los hijos de dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas, y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; más serán sus días viento veinte años. Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de diosa las hijas de los hombres, y les engendraron hijos, estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre. Génesis 1 1 al 4.

Haciendo de sus ángeles caídos se mezclaron con mujeres humanas, de quienes nacieron los “Nephilim” (del hebreo Seres Caídos) monstruos gigantes de casi 4 metros de estatura, con doce dedos en las manos y doce dedos en los pies; hubo guerra en Gat, donde había un hombre de gran estatura, el cual tenía doce dedos en las manos, y otros doce en los pies, descendiente de los gigantes. 2 Samuel 21-20. En el Nuevo Testamento se confirma la perversión genética de la raza humana tuvo lugar antes del diluvio universal y a los ángeles que no guardaron su dignidad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día, como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno, San Judas 1-6-7.

El grupo de ángeles caídos trataron  pervertir la genética el intento en la historia de impedir el nacimiento del Mesías y salvador de la humanidad  estos gigantes producto de una mezcla híbrida, más tarde poblaron la tierra prometida (Canaán) trataron de impedir que el pueblo de dios la poseyera, el rey David finalmente acabó de exterminarlos. Faraón de Egipto, impidió al pueblo de dios salir de allí, Nabucodonosor, destruyó Jerusalén, quiso exterminar al pueblo judío, me devoró, me desmenuzó, Nabucodonosor rey de Babilonia, y me dejó como vaso vacío; me tragó como dragón, llenó su vientre de mis delicadezas y hecho fuera. Jeremías 51-34.

Habla, y di: Así ha dicho Jehová el señor: He aquí yo estoy conra ti, Faraeón, rey de Egipto, el ghran dragón que yace en medio de sus ríos el cual dijo: Mio es el Niño, pues yo lo hice… Ezequiel 29-3. Hijo de hombre, levanta en dichas sobre Faraón rey de Egipto, y dile: A leoncillo de naciones eres semejante, y eres como el dragón en los mares, pues secabas tus ríos, y enturbiabas las aguas con tus pies y hollabas con tus pies, Ezequiel, 32-2. Satanás ha usado a través de la historia a gobernantes, individuos e imperios para destruir al pueblo de dios. Usó a Judas para traicionar a Jesús y destruirlo. ¡El susto de satanás cuando el señor Jesús resucitó a los tres días!