El Profeta Daniel 

Home / Opinion / editorial / El Profeta Daniel 

Editorial 

Por Mario SALAMANCA RODRÍGUEZ 

Continuación 

CHOLULA.- Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía a uno como un hijo se hombre, que vino hasta el anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él, y le fue dado dominio, gloria, y reino para que todos os pueblos, naciones y lenguas le sirvieran, su dominio es dominio eterno, que nunca pasará y su reino uno que no será destruido, Daniel 7-13- 14. Y por otra semana confirmara el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda, después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador; hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador. Daniel 9-27.

Cristo.- Comenzando en donde terminó la primera parte de la visión de Daniel, es decir, con quitar “la vida al Mesías”, el señor Jesucristo el último y el más grande de todos los profetas, pero anunció predicciones a una edad no prevista a la que intervendría entre su primera y segunda venida. Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar y los echarán en el horno de fuego, allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 12-1 y 50. Y estando el sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte diciendo: Dinos, ¿Cuándo serán estas cosas, y que señal habrá de ti venida, y del fin del siglo”, y esto será principio de dolores, mateo 24-3 y 8. También dio el hilo interrumpido de eventos venideros que conducen al reino terrenal, el arrebatamiento de la iglesia. No se turbe vuestro corazón, creéis en dios creed también en mí, y si me fuere y os prepararé lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mi mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Juan 14-1-3.

La tribulación sin precedentes, porque habrá entonces gran tribulación, cual no ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá, y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; más por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. Mateo 24-21 y 22. La predicación del evangelio del reino, y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones, entonces vendrá el fin. Mateo 24-14. La venida del desolador por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel, (el que lee, entienda) Mateo 24-15. La gloriosa aparición dl Mesías porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta e occidente, así será, también la venida del hijo del hombre. Mateo 24-27.

El juicio de las naciones.- Cuando el hijo del hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, e irán estos al castigo eterno y los justos a la vida eterna. Mateo 25-31-46. Así pues, como el último de los profetas, Cristo completa la conexión de esa historia previamente sostenida pro Abraham, Moisés, y Daniel, y trae consumación que vieron estos tres hombres de dios. El periodo entre Adán y Abraham presenta un solo profeta, es decir, Enóc, séptimo desde Adán y no se registra un solo profeta es decir, Enóc, séptimo libro de la biblia, ahí está escrito, “De estos también profetizó Enóc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí vino el señor con sus santas decenas de millares, para hacer juicio, contra todos, y dejar convictor a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él., Judas, 1-14-15.

También e periodo del reino en la tierra será caracterizado por la profecía y después de esto derramaré mi espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas, vuestros ancianos soñarán sueños y vuestros jóvenes verán visiones, y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi espíritu en aquellos días. Joel 2-28-29. Dios nos ama.