El Profeta Enoc 

Home / Opinion / editorial / El Profeta Enoc 

Editorial 

Por Mario SALAMANCA RODRÍGUEZ 

CHOLULA.- El periodo entre Adán y Abraham, presenta  un solo profeta, es decir, Enoc, séptimo desde Adán, no se registra su predicción sino hasta en el penúltimo libro de la biblia, ahí está escrito: De éstos también profetizó Enoc, diciendo, he aquí vino el señor con sus santas decenas de milagros, para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él. Judas 1-14-15.

También en periodo del reino en la tierra, era caracterizado por la profecía y después de esto derramaré mi espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones, y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré m espíritu en aquellos días. Joel 2-28-29. Más esto es lo dicho por el profeta Joel. Y en los postreros días dice dios, derramaré mi espíritu sobre ta carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñaran sueños, y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré mi espíritu, y profetizarán, y daré prodigios arriba en el cielo, y señales abajo en la tierra, sangre y fuego y vapor de humo; el sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día del señor, grande y manifiesto y todo aquel que invocaré el nombre del señor será salvo. Hechos 2-16 al 21.

El Profeta Juan El Bautista 

De todos los profetas ninguno declaró con mayor insistencia la venida del reino mesiánico como Juan El Bautista. Era de esperarse porque el cumplió la predicción de Isaías. 40-3-5, que dice “Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro dos, todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. Y manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá porque la boca de Jehová ha hablado”, los dos versículos que preceden, que restringen su aplicación a Israel y a su esperanza mesiánica. Los términos mi pueblo y Jerusalén como se usan en el Antiguo Testamento no pueden considerarse como dirigidos directamente a la iglesia. Estos versículos restrictivos dicen: “Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro dios, hablad al corazón de Jerusalén; decidle a voces que su tiempo es ya cumplido, que su pecado es perdonado, que doble ha recibido de la mano de Jehová pro todos sus pecados. Isaías 40 1,2.es la milicia de Israel que se consumara y son sus maldades las que serán perdonadas, los pecados de los que componen la iglesia hn sido de tal manera tratados que cada uno de los creyentes ha sido justificado. Romanos 8-30.

Esta fuera de condenación. Romanos. 9-1. En una posición de paz con dios. Romanos 5-1. El heraldo anuncia la aparición inmediata del Mesías, viniendo de Israel, y es declarado no oro más que Jehová cuyo camino ha de ser preparado y cuya senda ha de ser enderezada la persona que ocupa el trono de David, es te antrópica (dios-hombre). Su reino es también te antrópico, que será literal y glorioso, lo que anticipa el Antiguo Testamento, muchas veces a pasado por alto aún los milenarios.