Entrevista a la maestra Lupita Grajales, aspirante a candidata a rectora de la BUAP

Home / Metrópoli Cholulteca / Entrevista a la maestra Lupita Grajales, aspirante a candidata a rectora de la BUAP

Por Aldo COSTILLA ROJAS

CHOLULA.- Serena. Reflexiva. Toma las preguntas y las responde con filosofía, su vida. Así vimos a la maestra Guadalupe Grajales y Porras, quien ha dedicado toda una vida al estudio y enseñanza de la Filosofía en la Universidad Autónoma de Puebla y que ahora, en el momento cumbre de su vida, ha decidido postularse para ser la primer mujer rectora de la máxima casa de estudios del estado.

Nacida en una familia con un gran interés por el conocimiento, considera a la extensión universitaria como una actividad sustantiva para llevar, a través de eventos, cultura a toda la población que como ella, disfrutan del saber.

Señala que el saber es integral, englobando al “saber qué” y al “saber cómo” y que uno es intrínseco al otro, en consecuencia, la competitividad de los egresados depende mas del prestigio de la universidad que de los programas y éste a su vez se consigue a través de la calidad de su planta académica permitiendo que los egresados tengan mejor aceptación en el mundo laboral

En torno a lo laboral, quiere hacer valer la reglamentación y que ésta se vuelva una forma de vida, creando oportunidades, generando estabilidad laboral, con profesores que se dediquen genuinamente a la docencia.

Sobre el ingreso de estudiantes su postura es determinante: se debe dar la oportunidad de ingresar a la universidad a todo el que lo desee. Reafirma que los estudiantes, a su ingreso, están determinados a estudiar y el desempeño dependerá de la exigencia al interior de la carrera. El tema de cupo es la gran limitante, pues si ha habido rechazados, no significa que del ultimo aceptado al primer rechazado haya una disminución de inteligencia o compromiso sino que simplemente no hay espacio físico para más estudiantes.

“Más que pensar en reducir la matricula porque quien sabe si van a desempeñarse adecuadamente, no. Hay que generar mayores condiciones vara que los estudiantes que vienen estén cada vez  mejor preparados”.

Sobre lo educativo manifiesta que el desempeño es personal y que, por decirlo de manera práctica,  no se puede medir a todos de igual manera; mientras que un estudiante alcanza el nivel óptimo, hay otro que se supera a si mismo. En este sentido sostiene que en la vida educativa de los jóvenes hay carencias que no se han podido solventar y ahí es donde se tiene que buscar la causa más que negarles la entrada a la universidad.

Apoya la descentralización aunque sabe que es complicado. Considera que se debe planificar en que zonas de la entidad es conveniente la instalación de campus regionales atendiendo a las comunidades.

Como ya lo ha hecho público: hace un llamado respetar la legislación universitaria y a renovar el Consejo Universitario, pues ya cumplió su periodo, en marzo de 2021 término su gestión y corresponde al rector emitir la convocatoria para la renovación del consejo. Lo dice claramente: el consejo  no representa a los más de cien mil estudiantes que han ingresado de 2019 a la fecha.

Plantea que la convocatoria para la renovación es prioritaria y aunque retrase la elección a rector es preferible sacrificar un tiempo a llevar a cabo un proceso de renovación ilegitimo al que le cueste la confianza los próximo cuatro años.

Sobre el modelo de votación, propone que se estudie la situación actual de la pandemia para tomar la decisión más conveniente referente a la recepción de votos. Adicionalmente nos comenta que pugna por una campana de 20 días hábiles, tiempo en el que apenas podría visitar las más de cuarenta unidades académicas.

Sobre los dichos del gobernador acara que respeta su derecho a la libre expresión y que no habrá confrontación cuando es una postura natural verter una opinión.

Finalmente, con una evidente emoción, hace un llamado a la comunidad universitaria a participar, a inmiscuirse en el proceso y a seguirlo de cerca. Como lo decía en el tema de las manifestaciones de marzo de 2020: la politización de la comunidad universitaria no es mala, al contrario, habla de un interés de ser tomados en cuenta, de que la opinión y las demandas abonen al debate.

Escríbeme tus comentarios  al correo: aldo.cora96@gmail.com