Eventos en su Orden 

Home / Opinion / editorial / Eventos en su Orden 

Editorial 

Por Mario SALAMANCA RODRÍGUEZ 

CHOLULA.- Es de provecho tener comprensión del orden correcto de eventos que componen los asuntos de profecía, fue Moisés y habló estas palabras a todo Israel, y les dijo: Este día soy de edad de ciento veinte años; no puedo más salir ni entrar; además de esto Jehová me ha dicho: No pasarás este Jordán. Y Jehová dijo a Moisés; he aquí se ha acercado el día de tu muerte; llama a Josué, y esperad en el  tabernáculo de reunión para que yo le dé el cargo. Fueron, pues, Moisés y Josué, y esperaron en el tabernáculo de reunión, y se apareció Jehová en la columna de nube; y la columna de nube se puso sobre la puerta del tabernáculo, y Jehová dijo a Moisés: He aquí, tú vas a morir con tus padres, y este pueblo se levantará y fornicaron tras los dioses ajenos de la tierra a donde va para estar en medio de ella y me dejará, e invalidará mi pacto que he concertado con él; y se encenderá mi furor contra él en aquel día, y los abandonaré, y esconderé de ellos mi rostro, y será consumidos; y vendrán sobre ellos muchos males y angustias, y dirán en aquel día: ¿No me han venido estos males porque no está mi dios en medio de mí? Pero ciertamente yo esconderé mi rostro en aquel día, por todo el mal que ellos me han hecho, y enséñalo a los hijos de Israel, ponlo en boca de ellos, para que este cántico me sea por testigo contra los hijos de Israel, porque yo les introduciré en la tierra que juré a sus padres, la cual fluye leche y miel; y comerán y se saciarán, y engordarán; y se volverán a dioses ajenos y les servirán, y me enojarán, e invalidarán mi pacto.

Y cuando les vinieren muchos males y angustias, entonces este cántico responderá en su cara como testigo, pues será recordado por la boca de sus descendientes; porque yo conozco lo que se proponen de antemano, antes que los introduzca en la tierra que juré darles. Y moisés escribió este cántico aquel día, y lo enseñó a los hijos de Israel. Y dio orden a Josué; hijo de Nun, y dijo: Esfuérzate y anímate, pues tú introducirás a los hijos de Israel en la tierra que les juré, y yo estaré contigo. A Abraham fue dada la revelación en cuanto a la esclavitud en Egipto; entonces Jehová dijo a Abraham: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años, más también a la nación a la cual servirán juzgaré yo; y después de esto saldrán con gran riqueza. Génesis 15-13, 14.

Por ello él es considerado un profeta “Cautividades de Israel”. Se predijo tres desposeimientos de su patria y tres restauraciones. Esclavitud en Egipto. Toda esa tierra será puesta en ruinas y en espanto; y servirán estas naciones al rey de Babilonia setenta años. Y cuando sean cumplidos los setenta años castigaré al rey de Babilonia y a aquella nación por su maldad, ha dicho Jehová, y a la tierra de los caldeos; y la convertiré en desierto para siempre. Jeremías 25-11 y 12. (Su esparcimiento entre todas las naciones, donde ese pueblo estará hasta el final de esta edad). Así como Jehová se gozaba de haceros bien y en multiplicaros, así se gozará Jehová en arruinarlos y en destruirlos; y seréis arrancados de sobre la tierra la cual entráis para tomar posesión de ella, y de Jehová te esparcirá  por todos los pueblos,  desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo, y allí servirás a dioses ajenos que no conociste tú ni tus padres, al leño y la piedra, y ni aun entre estas naciones descansarás ni la planta de tu pie tendrá reposo; pues allí te dará Jehová corazón temeroso, y desfallecimiento de ojos, y tristeza de alma; y tendrá tu vida como algo que pende delante de ti, y estarás temeroso de noche y de día, y no tendrás seguridad de tu vida. Por la mañana dirás: ¿Quién diría que fuese tarde! Y a la tarde dirás: ¡Quién diga que fueses la mañana! Por el miedo de tu corazón con que estarás amedrentado, y por lo que verán tus ojos. Deuteronomio 28, 63 al 67. “Dios nos ama”.