Fiesta de Pobres y Labradores, tristeza entre cholultecas

Home / Metrópoli Cholulteca / Fiesta de Pobres y Labradores, tristeza entre cholultecas

* Covid-19, deja desolación en tradiciones cholultecas

Por Epigmenio ROJAS CASTRO

CHOLULA.- La obligada cancelación por las medidas sanitarias por el Covid-19, de la Fiesta de Pobres y Labradores, que se debería de estar viviendo desde el pasado viernes; ha dejado desolación y tristeza entre los cholultecas. La fiesta habría cumplido 379 años, y sólo en esta ocasión no se pudo llevar a  cabo esta gran fiesta, caracterizada por el gran colorido y alegría de los participantes.

Gregorio Porras, Mayordomo del Circular de la virgen de los Remedios señaló “Nuestra virgen ha sido resguardada, estamos siguiendo las indicaciones del arzobispado, sabemos que los fieles se sienten tristes por esta epidemia que estamos viviendo, nos da mucha nostalgia por no poder cumplir con las tradiciones que han hecho de Cholula este pueblo mágico”.

A lo largo de la vida de la gran Cholollan, se han tenido que enfrentar  serios problemas, que estuvieron a punto de alterar las tradiciones y fiestas, como cuando se registró el terremoto del 28 de agosto de 1973, resultado dañado el santuario de la virgen de los Remedios, y otros más, pese a ello, y cambiando momentáneamente de sede, se tuvo la feria patronal, teniendo a la virgen de los Remedios en el convento de san Gabriel.

En esta ocasión el Covid-19, no lo permitió, como no ha permitido la bajada de la imagen a de San Agustín Calvario, Tianguisnahuatl y  Xixitla.

La bajada más esperada era para presidir la fiesta de Pobres y Labradores es considerada como la Feria Chica del municipio cholulteca y usualmente es enmarcada por misas y fiesta celebrada en el zócalo cholulteca donde los gremios que laboran en Cholula dedican la misma a la venerada imagen.

A la par de la cancelación de la Fiesta de Pobres y Labradores también se prevé que en esta ocasión no se lleve a cabo la celebración de la Fiesta de los Floricultores, una de las más llamativas debido a la serie de arreglos que colocan los productores.