Jornada de vacunación hasta con “osos pandas”

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

* Larga fila en el CELMA, que se acortó en poco tiempo * En Cuapa, trataron mal a los ciudadanos

Por Epigmenio ROJAS CASTRO

CHOLULA.- Se desarrolla la jornada de vacunación en centros establecidos, y la respuesta al inicio de cada día, es nutrida, al pasar las horas, disminuye de manera considerable. Uno de esos puntos lo es el CELMA, a donde arribaron el grupo de Millenials, con una pareja de “osos pandas”, quienes le dieron el toque especial a la jornada. En Cuapa, el personal de vacunación, trató muy mal, a los ciudadanos, siendo considerados como groseros, altaneros y prepotentes, desde quienes recibían al ciudadano, hasta el que tenía que registrarlo.

Esta jornada fuer para las personas de 30 años que en la primera jornada no pudieron recibir la vacuna y es que cabe destacar que en la edición pasada se agotaron los biológicos, por lo que tras recibir un nuevo embarque se llevó a cabo esta jornada, y para quienes por alguna razón, pese a ser mayores de los 39, requerían del biológico.

El grueso de ciudadanos se concentró en el CELMA, se vieron largas filas, pero poco a poco se fueron acortando y para el medio día, se puede decir habían desaparecidito las filas, siendo calificado como un buen servicio.

Quienes estaban aburridos por esperar, se llevaron la sorpresa de ver a un par de “osos pandas”, quienes también se fueron a  vacunar, siguiendo todo el protocolo establecido.

En donde se tuvo  malestar contra el personal comisionado para la jornada, fue en San Francisco Cuapa, desde donde quienes fueron tratados de mala forma, reportaron la situación que vivieron, señalando haber sido maltratados, con diversos argumentos, pero finalmente se impuso la razón, de que es un derecho de todo mexicano, y les aplicaron el biológico.

Otras noticias

Policíaca

Choque en la 12 Poniente y la 7 Norte

* Culpan a la falta de un semáforo colgante * Solo daños materiales y mentadas de madre Por Epigmenio ROJAS CASTRO CHOLULA.- En la esquina