La colgada

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Por Nancy LUNA

CHOLULA.- Miles de leyendas, mitos e historias de terror son las que envuelven al territorio mexicano, pero en Minatitlán, existen datos que hacen de la ciudad una zona llena de enigmas y preguntas sin resolver.

Y es que todo se remonta a mil 1930, cuando por la calle Paso Real ahora avenida 18 de octubre, caminaba Aurora, una hermosa mujer que, al enamorarse de un hombre de clase baja, recibió el rechazo de su familia. lo que la llevó a colgarse en un enorme árbol de “nacaste” asentado en el rancho “Las Chichiguas”. 90 años más tarde, conocido como el panteón de la colonia “Santa-Clara”.

Es precisamente Gabriel Jiménez, encargado del inmueble que con un rostro de seriedad recuerda esas leyendas que ponen el toque de terror a un predio compuesto por más de 10 hectáreas de tierra donde descansan los restos de extranjeros, profesores emblemáticos de la ciudad, exalcaldes, líderes sindicales y hasta fundadores de la vieja villa Minatitlán.

“Los padres de Aurora la querían casar con una persona de dinero, pero ella tenía a un novio de escasos recursos, recordemos que en aquellos tiempos era común que a las damas las entregaran a personas de buena posición económica. Cuenta la historia que Aurora caminaba sobre la zona de este panteón en lo que hoy conocemos como la avenida 18 de octubre, cuando vio el enorme árbol al que decidió acercarse para colgarse”, recordó la fuente.

A casi 100 años de distancia, la leyenda de la “colgada” retoma fuerzas pues para vecinos e incluso los encargados del cementerio aseguran se manifiesta en los alrededores y sobre el árbol del cual decidió privarse de la vida y que hoy día es uno de los atractivos del panteón.

Como cada año, los responsables del panteón edifican una muñeca la cual visten de blanco y simulan su suicidio, dejándola colgada del árbol que vio morir a Aurora, la que al paso del tiempo se convirtió en una leyenda propia de la ciudad.

Datos como lo anterior, forma parte de lo que se narra en el camposanto, lugar fundado en el año de 1923, respaldado con base a las tumbas más antiguas que datan de esa fecha, y las que, al caer el atardecer, según visitantes, permite escuchar ruidos extraños. Incluso ver a niños correr, aunque en ese instante ningún menor permanezca en el lugar.

Libre de virus. www.avast.com

Otras noticias

Metrópoli Cholulteca