La Gran Mentira

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

 

Poor Edmundo TLACILO ALMAZÁN 

CHOLULA.- Sistemático de adoctrinamiento secreto que ha estado funcionando como mínimo hasta los años sesenta. En la construcción de “la Gran Mentira” movilizaron la práctica totalidad de la poderosísima industria cultural: cine, medios de comunicación, universidades, teatros, música culta y popular, contaron con dinero a espuertas utilizaron hasta 164 funciones para canalizar los fondos reservados, algunas creadas por la CIA y otras tan conocidas como la Fundación  Rockefeller, la Carnegie o la Ford, tiene su gracia macabra que la Fundación Ford estuviese propagando la afinidad entre Stalin y Hitler, cuando era conocida la mutua admiración que se profesaban. Henry Ford y Adolfo Hitler, el único cuadro que adornaba la oficina nazi del Fühler en Viena, era un retrato de Ford. Entre 1963 y 1966 casi la mitad de las donaciones que recibieron esas 164 fundaciones procedían de los fondos de la CIA.

Es en este contexto que aparece y se explica la aparentemente extemporánea pregunta de ¿Quién ganó la Segunda Guerra Mundial?, así como los intentos, absurdos a primera vista, de reescribir la historia. En la nueva guerra fría que busca distorsionar la imagen de China y Rusia, con miras a someterlas o exterminarlas, como el único obstáculo serio que se opone al proyecto imperialista de dominación mundial. Y así se explica también l solitaria celebración de la victoria por la Federación d Rusia y el silencio sepulcral de occidente. El presidente de Rusia dice verdad cuando afirma “La guerra la ganamos nosotros”, y también cuando remacha dirigiéndose a los veteranos “Ustedes salieron vencedores absolutos en la batalla contra el nazismo y eternizaron la memoria del nueve de mayo de 1945.

Siempre recordaremos que fue el pueblo soviético subrayo de ACM quien demostró el máximo heroísmo durante los tiempos más duros de la guerra durante las batallas cruciales contra el nazismo, nuestra nación estaba sola en el camino penoso, heroico y abnegado hacia la victoria2. ¿Alguna duda, señores que hoy se cuelgan con todo cinismo la medalla del triunfo? Y Putín actualiza su mensaje: Desafortunadamente se intenta desplegar una gran parte de la ideología nazi Ucania y sus protectores y aliados, ACM, y las ideas de aquellos que estaban obsesionados con la teoría delirante de su propia supremacía como hoy Estados Unidos, ACM. Y advierte: “Aquellos que están tramado nuevas agresiones no pueden ser perdonados ni justificados”. Como dice nuestro pueblo: Bajo advertencia no hay engaño.

Sin embargo, pienso que Rusia no debería olvidar que la Guerra Fría, la guerra sucia de desprestigio y calumnias sin nombre contra el heroico pueblo soviético recibió una ayuda invaluable de la denuncia, unilateral y artificialmente inflada de los “crímenes de Stalin” por parte de Nikita Jrushchov, (ucraniano, por cierto), en el XX Congreso del PCUS. Esa soga en el cuello acabó ahogando, junto con otros factores negativos a la URSS; y es la misma que hoy no deja moverse con libertad y orgullo a la Rusia actual. No puede emprender ni decir nada radical y decir no para la humanidad sin que de inmediato surjan “los crímenes del feroz” dictador soviético” para acallar su voz ya es hora de que Rusia y los rusos se sacudan de encima este sambenito, documentado y publicado un estudio completo, detallado y preciso sobre quien fue realmente Stalin, qué fue lo que hizo bien y qué lo que hizo mal y por qué no olvidemos que, al final del día, fue él quien condujo a la URSS a la victoria sobre los nazis de que se enorgullecen con razón las nuevas generaciones de rusos. Hoy que dar la cara al mundo con la verdad en la mano para que Rusia sea libre de hablar y actuar sin que le saquen los cadáveres del closet. Tal vez esa es la señal que la juventud espera para volver a hacer de su país una verdadera porquería socialista al lado de China.

Benévolo lector, algunos versos de Rosa Chacel. Nació el 3 de junio de 1898 en Valladolid, España. Fue sobrina nieta de José Zorrilla, por lo que creció en u ambiente que le permitió desarrollar una personalidad de gran independencia, amplia cultura literaria y autonomía de pensamiento. Ingresó en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, y empezó a frecuentar las tertulias del café Granja Ef Hener y el Ateneo de Madrid, ahí empezó a colaborar con la revista vanguardista Ultra, y traba amistad con personajes como José Ortega y Gasset, Miguel de la Unamuno, Ramón Gómez de la Serna y Juan Ramón Jiménez, entre otros.

Yo me encontré el olivo y el acanto…

[Poema – Texto completo.]

Rosa Chacel

A Nikos Kazanzaki

Yo me encontré el olivo y el acanto
que sin saber plantaste, hallé dormidas
las piedras de tu frente desprendidas,
y el de tu búho fiel, solemne canto.

El rebaño inmortal, paciendo al canto
de tus albas y siestas transcurridas,
las cuadrigas frenéticas, partidas
de tus horas amargas con quebranto.

La roja musa airada y violenta,
la serena deidad épica y pura
que donde tú soñabas hoy se asienta.

De estas piezas compongo tu escultura.
Nuestra amistad mis mismos años cuenta:
de ti hablaban mi cielo y mi llanura.

Dedicado al amigo, al hermano Patricio Tlacuilo Almazán. Siempre estarás en nuestro corazón.

Otras noticias

Policíaca

Choque en la 12 Poniente y la 7 Norte

* Culpan a la falta de un semáforo colgante * Solo daños materiales y mentadas de madre Por Epigmenio ROJAS CASTRO CHOLULA.- En la esquina