La historia del ventrílocuo que usaba un niño muerto

Home / Metrópoli Cholulteca / La historia del ventrílocuo que usaba un niño muerto

Por Nancy LUNA

CHOLULA.- Charlie McCarthy fue un ventrículo de 1920 que generó gran controversia. Aparentemente, este hombre usaba el cadáver de un niño como muñeco al que llamaba ‘Edgar’ y se supone era la representación de un infante regordete de entre 9 y 10 años con rasgos muy extraños.

El acto de McCarthy era bastante sencillo ya que utilizaba nada más a un solo personaje para todo su espectáculo. Durante la función, el muñeco Edgar cumplía su misión y todas las miradas se concentraban en él.

Pero había un misterio muy grande aún, ya que Charlie MacCarthy era muy celoso con su muñeco, no permitía que, en ningún momento, se acercaran a ‘Edgar’. Solo él podía sacarlo, tocarlo y guardarlo en su caja.

Una noche, después de su espectáculo, los trabajadores se acercaron al camerino para avisarle que el teatro seguía abarrotado pero grande fue su sorpresa al encontrar al artista muerto y con el cuello destrozado. Cuando llegó la unidad de criminalística, sacaron al muñeco de su caja y observaron ciertos detalles de sus manos.

Ellos se dieron cuenta que tenía huellas dactilares y su rostro estaba con una máscara de látex para ocultar la palidez de sus facciones. Nunca se supo qué hizo McCarthy para conservar tan bien el cadáver. Es completamente inexplicable hasta el día de hoy. Tampoco se supo la identidad del niño, pero se presumió que pudo ser su hijo que murió, el padre no aguantó la pérdida y lo convirtió en un muñeco.

LA REALIDAD

La realidad es que, nunca existió tal ventrílocuo McCarthy con un muñeco Edgar, pero por el contrario si existió un ventrílocuo Edgar Bergen con un muñeco llamado Charlie McCarthy ¿Curioso verdad? Y no, no era un muñeco hecho con el cuerpo de un niño muerto, era un muñeco típico de ventrílocuo y además ese dúo fue bastante conocido y famoso en todo Estados Unidos hasta el punto de poder encontrar vídeos del mismo Dean Martin.

No, en efecto, el ventrílocuo que aparece en la foto anterior es Fedor Wittkowski (más conocido por su nombre artístico Henry Rox, por ello consta en la foto en la leyenda de la parte superior derecha), un ventrílocuo (Bauchredner en alemán) que fue muy famoso en esa temática, eso sí en Europa (no en América) y cuyo feo muñeco llamado Max, era en efecto, simplemente, un feo muñeco.

Libre de virus. www.avast.com