La hora Pico, ha llegado. Comienzan a morir en las comunidades

Home / Opinion / Hándicap / La hora Pico, ha llegado. Comienzan a morir en las comunidades

Hándicap Político

Fernando SANDOVAL

Analista Político

¿Qué hacemos para evitar el contagio masivo e individual?

Es Hora de poner un alto y no solo reflexionar, es momento de actuar y de ver en que  hemos fallado como ciudadanos, como hijos, como padres, como hermanos o como amigos o como cristianos, sin ver que religión o clase social se es.

Esta semana,  han muerto varios amigos, familiares pero sobre todo, vecinos de la zona de cabecera municipal en San Andrés Cholula. Algunos hicimos sanitización individual, en negocios o en casas pero unos cuantos. ¿Dónde están los demás?  ¿Dónde está el gobierno del Estado y federal para detener una verdadera pandemia?

¿Dónde están los actores políticos que buscan contender? ¿Dónde están los funcionarios para responder al llamado de ciudadanos preocupados por la existencia de muchos de que son necesarios y vitales para esta sociedad?

¿Nadie hace nada? Algunos solo salir, divertirse y pregonar que han dado alimentos y cosas superfluas, banales.

En las notas periodísticas hablan de que la central de abastos es foco de contagio y todos están consumiendo, ahí, hasta empleados, ex empleados, amigos y todos muy cercanos, a quienes no se han dado cuenta, que se han muerto familiares que han sido incinerados, muchos dados a conocer por funerarias reconocidas en el municipio o las únicas que han dado servicio de cremación e inhumación de recomendar no hacer velorios para evitar contagios. ¿Entonces hay COVID 19 en el municipio?

Apenas han partido algunos, y  ya están muriendo sus parejas que por años han formado parte de una familia. ¿Coincidencia o negligencia? Nadie se salva, ni religiosos ni herejes, ni blasfemos ni  respetuosos, al azar, o por el error de que no pasa nada, seguimos saliendo, cuando la contingencia está a todo lo queda y nadie se ha puesto a pensar que existe una coincidente reacción a los muertos en San Andrés Cholula.

Apenas comienzan las actividades en el Ayuntamiento de San Andrés Cholula con protocolos de sanidad. ¿Por qué apenas para la reactivación de actividades en el municipio?

Hoy, muchos negocios han abierto cuando deberían ser más reservados ante una enfermedad que está ahí pero no se sabe quien la tiene, quien la porta, quien la propaga o quien la desarrolla.

Muchos vecinos que tienen negocios, reniegan, es más  lo han dicho, no rezan, ¡que se mueran todos! Pero de ellos viven. Contradictorios, mientras tanto, ya han despedido a quienes en cumplimiento de órdenes sigan dejando a ambulantes sin guantes, sin careta y sin cubre boca como si no pasara nada.  Cabecera municipal, negocios de un costado del parque frente a la parroquia de San Andrés Apóstol, sin moral, sin principios, solo el deseo personalista y falto de principios siguen abriendo negocios para comer ahí, sin medidas de protección en materia de sanidad donde han ido algunos de los que han partido ya.

Hoy, la presente administración deberá ser apremiante con todos los que tienen cargo y no ejecutan una sana armonía y una ejecución acorde a las políticas de acción emprendidas y evitar la propagación de la mortandad del COVID 19.

¿En verdad estamos capacitados para enfrentar este mal que aqueja al mundo?

¿En verdad somos demasiados fuertes para  soportar esta pandemia?

Debemos enfocarnos en que los sobrevivientes deberán ver por los demás, por aquellos que nunca vimos y no estamos mirando. Mientras no dejemos de lado la soberbia y la ambición, seguramente, seguirá exterminándose la especie por las acciones hechas desde generaciones atrás, reproducirnos, a destajo sin orden y sin futuro, sin desarrollo y sin humildad, solo con el deseo de enriquecerse materialmente, dejando la verdadera riqueza de la espiritualidad y de la compasión humana y de la vida misma.

Es momento de cambiar si queremos desarrollar anticuerpos y pensar en los demás, mientras van dejándonos muchos amigos, familiares y conocidos.

Lo peor viene y está durmiendo junto a nosotros.

La Pandemia apenas comienza y no se están implementando verdaderas medidas de protección municipal y ni de barrios en toda nuestra comunidad.