La Profecía

Home / Opinion / editorial / La Profecía

Editorial

Por Mario SALAMANCA RODRÍGUEZ

CHOLULA.- Ele profeta del Nuevo Testamento se distingue del profeta del Antiguo Testamento, en dos sentidos, primero vivieron en diferentes dispensaciones, y segundo, el del Nuevo Testamento se dedicaba más a la predicación. El ministerio del profeta del Nuevo Testamento se describe así “Pero el que profetiza habla de los hombres par edificación, exhortación, y consolación; pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación, y consolación. Corintios. 13.

El servicio que se ha señalado al profeta del Nuevo Testamento es de gran importancia, es mencionado entre los dones de Efesios 4-11, y el mismo constituyó a unos apóstoles, a oros, profetas, a oros evangelistas; a otros  escritores y maestros, y juntamente con cristo, y los apóstoles, forma el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo. Es ben claro que desde la muerte de Cristo, la referencia al profeta no es uno del antiguo Testamento, subí a uno del Nuevo Testamento, el que es igualmente llamado de dios y honrado a la altura del profeta del tiempo antiguo (El mensaje del profeta) como se insinuó arriba, el profeta del Antiguo Testamento habló conforme a dios le inspiraba porque la profecía nunca fue raída por voluntad humana, sino que los santos hombres de dios hablaron siendo inspirados por el espíritu santo, hablando entonces, en forma general, la profecía que preside se ocupa con el cumplimiento de los pactos de Palestina, y de David; y también el pacto con Abraham tiene su respectivo lugar, las potencias gentiles se mencionan según su relación con Israel, pero la profecía no se ocupaba de la historia mundial de los gentiles; excepto en Daniel, Abdías, Jonás y Nahúm, Daniel como se verá tiene un carácter especial. Las predicciones acerca de la restauración de la cautividad da al final de los setenta años, deben distinguirse de aquellas que tratan en la restauración de la presente dispersión en todo el mundo, el pacto de Palestina acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu dios te exaltará sobre toda las naciones de la tierra. Deuteronomio 28-1.

Y te hará Jehová tu dios abundar en toda obra de tus manos, en fruto de tú vientre en el fruto de tu bestia, y en fruto de tú tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti par bien, de la manera que se gozó sobre tus padres. Deuteronomio 30-9.

En el molde de la profecía para predecir en su sentido amplio -la desobediencia nacional- la dispersión mundial, el arrepentimiento, el regreso del señor, el recogimiento de Israel, y el juicio de los opresores de Israel, las llaves que abren el significado de la profecía son: los dos advenimientos del Mesías, el advenimiento para sufrir y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; esta te herirá en la cabeza, y tú la herirás en el calcañar. Génesis 3-15.

Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos fue alzado y recibido y Ana hace que le oculte de sus ojos. Hechos 1-9. La doctrina del remanente acontecerá en aquel tiempo, que los hayan quedado de la casa y los que hayan Israel y los que hayan quedado de la casa de Jacob, nunca más se apoyarán en el que los hirió, seno que apoyarán con la verdad de Jehová, el santo de Israel, Isaías 10-20.

La doctrina del día del señor métete en la peña, escóndete en el polvo de la tierra de la presencia temible de Jehová, y del resplandor de su majestad Isaías 2-10. Aquel día arrojará el hombre los topos y murciélagos sus ídolos de plata y sus ídolos de oro, qu ele hicieron para que adorase. Isaías 2-10.

El jinete del caballo blanco. Entonces vi, el cielo abierto, y he aquí un caballo banco, y el que lo montaba se llamaba fie y verdadero, y con justicia juzga y pela y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca de que montaba el caballo, y todas las aves se encendieron de las caras de ellas. Apocalipsis 19-11.

Entonces dijo dios, hagamos al hombre a imagen, y conforme a nuestra semejanza, y señores en los peses del mar, en las aves delos cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre l atierra, y los bendijo dios, y les dijo dios, fructificad y multiplicados,  llenad la tierra, y sojuzgadla y señoread en los peses del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se muevan sobre la tierra. Génesis 1-26-28.

Apocalipsis 19-11-21 dice lo siguiente: Entonces vie el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga, y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos. “Dios nos ama”.