Las encrucijadas de una Pandemia anunciada 

Home / Opinion / Hándicap / Las encrucijadas de una Pandemia anunciada 

Hándicap Político 

Por Fernando SANDOVAL 

Analista Político y Electoral 

¿Usar tapabocas y mascarillas o no usarlas? La ignorancia de los aspirantes electorales 

Diferentes organismos internacionales como la Agencia de Salud de la ONU han emitido recomendaciones del uso de mascarillas  en los niños.

En verdad resulta ilógico pensar que una ficticia normalidad es una naturaleza de olvidar una virus latente y mortal, por eso  es importante no tomar a la ligera  los semáforos rojos hechos de color naranja en Puebla, donde existe la mayor cifra de contagios  pero no pasa nada porque la gente quiere engañarse de que no tenemos nada y muchos están muriendo y no se dice nada.

¿Porque usar mascarillas o porque usar tapa bocas?

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud  y allegados a un cuerpo multidisciplinario, académicos y conocedores en el tema indicaron lo siguiente: “la Organización Mundial de la Salud examinó las pruebas sobre la COVID-19 y su transmisión en los niños, así como las limitadas pruebas disponibles sobre el uso infantil de mascarillas. A partir de ese análisis y teniendo en cuenta otros factores, como las necesidades psicosociales y los hitos del desarrollo de los niños, la OMS y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) recomendaron que el uso de mascarilla no debe ser obligatorio para los niños menores cinco años, en aras de la seguridad y el interés general del niño y dada su incapacidad de utilizar adecuadamente una mascarilla con una asistencia mínima. La OMS y el UNICEF recomiendan que la decisión de utilizar mascarillas en niños de entre 6 y 11 años se base en los siguientes factores:

  • Si hay transmisión generalizada en el área donde reside el niño;
  • La capacidad del niño para utilizar la mascarilla de forma segura y adecuada;
  • El acceso a las mascarillas, así como su lavado y cambio en determinados lugares (como las escuelas y las guarderías);
  • La supervisión adecuada de un adulto y las instrucciones para el niño sobre cómo ponerse, quitarse y llevar puesta la mascarilla de forma segura;
  • las posibles repercusiones de llevar puesta una mascarilla sobre el aprendizaje y el desarrollo psicosocial, en consulta con el personal docente, los padres o cuidadores y los proveedores de servicios médicos;
  • Los entornos e interacciones específicos del niño con otras personas que corren un alto riesgo de sufrir una manifestación grave de la enfermedad, como las personas mayores y las que tienen otras afecciones de salud subyacentes. La OMS y el UNICEF recomiendan que los niños a partir de los 12 años utilicen mascarilla en los mismos supuestos que los adultos, en particular cuando no se pueda garantizar una distancia mínima de un metro de los demás y haya una transmisión generalizada en la zona.

La Organizaciones aconsejan, sin embargo, consultar y respetar siempre las prácticas que recomiendan las autoridades locales”.

https://news.un.org/es/story/2020/08/1479482?fbclid=IwAR0x1a88o-rAec9SUzBQJ1HLrCQ1gM-nMp02u5OzQZ-GGfYvQQKjE_S8NJs

¿Por fin que hacer?

¿Hacerles caso a las autoridades locales o a las internacionales?

En México verdaderamente estamos sumidos en un grupo de expertos en ignorancia, en gobernanza y en salud, la población sabia y obediente solo se acatará a pagar cuotas  de inscripción, está pagando internet y yendo por libros mientras se cae el zoom, están los maestros desesperados por no saber usar el PDF o el Word, es una realidad, el problema ya no es que no saben leer, sino como controlar a los alumnos que no saben dónde desactivar el micrófono o como poner la cámara.

Verdaderamente, las autoridades  han sido rebasadas en materia de salud, de educación y de seguridad, pero es lo que eligieron las mayorías sabias que emitieron el voto en las elecciones pasadas y hoy sufren los estragos de la falta de internet, de medicinas y de algo que muchos han perdido, valores sociales y familiares.

Y de esto, no hay aspirantes que resuelvan estas necesidades, solo merolicos que quieren llenar su ego de esplendor en plena pandemia donde las ruinas son la ignorancia de sus propios corazones.

Mientras tanto, en la región Cholulteca ya salieron de los escombros  varios  los nombres en la próxima, hasta el PRI está despertando. Qué barbaridad.