Las revanchas; ¿guerra de géneros?

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

CHOLULA.- Todo parece indicar que veremos al menos dos revanchas el próximo 6 de junio en las urnas:

Claudia vs Eduardo, en el duelo de los Rivera por Puebla capital.

Karina vs Edmundo, en el duelo por San Andrés Cholula.

Las mujeres del lado de partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Los hombres por el Partido Acción Nacional (PAN).

En 2018 se enfrentaron tanto Claudia Rivera Vivanco, Eduardo Rivera Pérez, así como Karina Pérez Popoca como Edmundo Tlatehui Percino.

Ahora todo parece indicar que lo harán en este 2021.

Como si se tratara de peleas de box, habría revancha.

Y digo, parece, porque aún los tribunales electorales tendrán la última palabra.

Ahí los duelos serán otros:

Claudia vs Gabriel y Edmundo vs Raymundo Cuautli.

Para este 2021 a diferencia del 2018, las circunstancias serán otras.

El entorno ha cambiado radicalmente.

Y es simple, ya no hay morenovallismo que opere, pero si existe una pandemia encima.

Ambos factores serán determinantes.

Tiempo al tiempo.

El pago de facturas

La semana pasada una vez que salió la lista de candidatos a las diputaciones federales de Puebla por el partido Morena, vinieron muchos cuestionamientos y críticas.

Que sí Nay Salvatori lo merecía o que sí Alejandro Carvajal Hidalgo, Julieta Kristal Vences Valencia, Inés Parra Juárez y Saúl Huerta Corona, realmente deberían repetir.

Lo que se sabe hasta el momento, es que la lista aunque publicada en un boletín del comité estatal de Morena en Puebla, aún no es oficial, pero si es la buena.

Lo debe oficializar el Comité Ejecutivo Nacional de este instituto político.

Lo cierto es que dicha lista empezó a correr por una situación: el líder nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, felicitó a cada uno de los elegidos por medio de mensajes y llamadas.

Y es que Mario Delgado, cuando la tenía muy difícil para ser el presidente de Morena, y estaba a punto de ser avasallado en la competencia por Porfirio Muñoz Ledo, se empezó a reunir con los diputados federales.

Claro, incluidos los de Puebla.

A todos y cada uno, les prometió que serían los candidatos para poder reelegirse.

Fue así como fue formando la red de complicidades para que finalmente fuera apoyado y ungido como presidente nacional de Morena.

Y ahora, como en los buenos tiempos y al viejo estilo priista, empezó a pagar facturas.

Pero para que quedara constancia que él había intercedido, llamó o envió mensajes de texto a cada uno de los elegidos para candidatos, antes de que se haga oficial.

Esos mensajes llegaron a Edgar Garmendia de los Santos, presumidos por los mismos diputados.

Ante la disputa con Mario Bracamonte González, por la dirigencia estatal, Garmendia de los Santos, inmediatamente quiso cacarear el huevo y emitieron el comunicado.

Lo cierto es que con estas imposiciones, Mario Delgado, demuestra que primero está el pago de facturas, en una red de complicidades por el poder que no cambia, ni cambiará.

¿O a poco realmente cree que Nayeli Salvatori, por ejemplo, lo merecía?

La legisladora por Cholula solo se ha dedicado a hacer escándalos que trabajo legislativo, o al menos sus videos de Tik Toks han sonado más.

¿Por qué cree que Alejandro Carvajal, se bajó de la lista de aspirantes por la presidencia municipal?

A Julieta Kristal Vences Valencia, Inés Parra Juárez y Saúl Huerta Corona, ni siquiera los conocen en sus distritos y ahora pedirán de nuevo el voto.

Ya le habían avisado que Mario Delgado, le pagaría la factura.

La realidad, es que ninguno de los actuales diputados federales ha trabajado bien y poco se ha sabido de ellos y su labor legislativa, solo han calentado la curul.

Ahora la apuesta no es que la marca Morena nuevamente los vuelva a hacer ganadores.

Y no están lejos de lograrlo.

Tiempo al tiempo.

Otras noticias

Metrópoli Cholulteca

Sepultaron a Cecilia Monzón Pérez

* Salió el cortejo a las 18:40 horas rumbo al panteón * Muestras de afecto y dolor entre presentes Por Epigmenio ROJAS CASTRO CHOLULA.- El