Nadie Sabe la Hora

Home / Opinion / editorial / Nadie Sabe la Hora

Editorial

Por Mario SALAMANCA RODRÍGUEZ

 

CHOLULA.- Cuando anuncié el arcángel que más tiempo no habrá y aclare esplendoroso el día final, cuando todos los salvos se congreguen ante dios, entre ellos yo también tendré lugar, cuando allá se pase lista, a mi nombre yo feliz responderé cuando allá se pase lista, yo estaré, cuando allá se pase lista, yo estaré, a mi nombre, yo feliz responderé. Resucitarán gloriosos los que han muerto en Jesús. Las delicias dl paraíso a gozar, y triunfantes entrarán en las mansiones d la luz, para mí, también habrá un dulce hogar, trabajemos para Cristo anunciando su amor, mientras que dure nuestra vida terrenal, y la final de la jornada, con los salvos por Jesús entraremos en la paria celestial. Tras la máscara se esconde la tristeza en la mayoría de los hombres, el sufrimiento de los pueblos en todas partes del mundo de creyentes y no creyentes, la raza humana hacía el mayor dolor con profundas heridas, arrepentimientos y lágrimas, los poderosos y afamados, pobres y ricos, y desconocidos. El mundo entero suspirara y sufre de un virus no conocido en la historia de la humanidad por más de cien años os rehenes de terrorismo, rebeldías humanas, disturbios, etc., la humanidad se ha dedicado más a lo material, olvidándose del creador, nunca como en estos tiempos, hoy en día esto es cierto, pero como las chispas se levantan para volar ore k aire, así el hombre nace para la aflicción. Job. 5-7.

La desgracia, admitiendo al mismo tiempo la incapacidad de entender la propia condición del covid-19. Hoy en día, millones de persona en toda la redondez de la tierra, hay clamor, voces  lastimosas, gritos de socorro, y clamoroso a la epidemia del coronavirus, se ha perpetrado en toda la humanidad el sufrimiento, la maldad, juntos entenderemos por que se permite que ocurran ciertas cosas, sabemos que el señor es capaz de lograr el bien a partir del mal y el triunfo que nos espera pequeños y grandes dificultades, al reaccionar ante ellos. Si recuerda hay esperanzas llegará el día el sufrimiento y el dolor se terminarán, confía en el futuro. Romanos 8-18 al 21.

Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse porque el anhelo ardiente de la creación fue sujetada a la humanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujeto en esperanza, porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de dios. Romanos 8. Veremos gloria que nos espera excede a cual quiere sufrimiento que soportamos aprende lo que significa confiar en dios en esta circunstancia y vivir para él, no importa lo que enfrentemos. Eleva oraciones a dios pidiendo ayuda en el sufrimiento que está presente, esto debe ser una prioridad, almacena las verdades de la palabra de dios en el corazón a estar preparado para el sufrimiento que debemos soportar. Hay personas que atraviesan sufrimientos severos de lo que atravesamos, experimentando l gracia y la fuerza de dios en la eternidad. Esperanza y valor y desafío “no temas” como hijos de dios, tu fe ponla en práctica, debemos vivir piadosamente, no temas en estos días de propagación del coid-19, después de estas cosa vino la palabra de Jehová a Abraham en visión diciendo: No temas, Abraham, yo soy tu escudo, y tu galardón serpa sobremanera grande, Génesis, 15-1.

No temas ni desmayes, Jehová dijo a Josué, no temas ni desmayes, toma contigo toda la gente de guerra, y levántate y sube a Hai, mira, yo he entregado en tu mano a rey de Hai, a su pueblo, a su ciudad, y a su tierra, Josué, 8-1. Pero Jehová le dijo: Paz a ti, no tengas temor, no morirás, jueces, 6-23. “Dios nos ama”.