No respetó el decreto y lo dejan encerrado

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

* El barbacoyero, se dijo fue víctima del abuso de autoridades

Por Sofía LINARES

HUEJOTZINGO.- Por no haber respetado el decreto de la no venta de alimentos preparados en un local comercial, empleados del municipio, acudieron a cerrar el negocio de venta de barbacoa, y como el dueño no se quiso salir, lo dejaron encerrado en la cocina, privándolo de su libertad, por lo cual el afectado señaló fue víctima del abuso de la autoridad municipal.

El pasado sábado, se registró un hecho controversial, por un lado el dueño de un negocio de venta de barbacoa, en el mercado municipal Hermanos Serdán, decidió desarrollar su actividad, vendiendo los alimentos a clientes que llegaban tomar asiento a la mesa, y disfrutar del platillo.

No se respetó el decreto estatal, mediante el cual está prohibido vender alimentos en restaurantes, fondas, y negocios similares, lo cual motivo llegaran al lugar empleados del Ayuntamiento, del área de normatividad y Protección Civil, para retirar a los comensales, e invitar al comerciante, a cerrar el negocio y acatar la disposición, que se aplica a todos los comerciantes.

EL hombre, decidió no salirse del negocio, cuando ya no había clientes, se metió en su cocina, la cual fue cerrada por los empleados municipales, y entonces él, se grabó y señaló era víctima de los abusos del gobierno municipal, los cales actuaron con prepotencia; dicho video lo subió a las redes sociales, señalando que lo habían privado de su libertad.

Al respecto la autoridad municipal, desmintió esa versión, informó que efectivamente acudió el personal, para hacer respetar los reglamentos, y el decreto, no se actuó con prepotencia o abuso de poder, fue solo el actuar con responsabilidad para frenar la epidemia en un punto crítico de contagios, es salvaguardar la salud de toda una comunidad.

Agregaron que él solo se encerró, y estando en el interior se le notificó, y se le indicó que podía vender su  comida, en este caso barbacoa, pero solo para llevar, no para consumir en ese lugar.

Por la salud de todos, hay que tomar con responsabilidad los decretos sanitarios de las autoridades federales, estatales y municipales.

Otras noticias