Óscar Antonio Bonilla Armijo recibió el Premio Bellas Artes Juan Rulfo 2020 para Primera Novela

Home / Gobierno / Óscar Antonio Bonilla Armijo recibió el Premio Bellas Artes Juan Rulfo 2020 para Primera Novela

* La obra ganadora, Los veranos con Emilia, formó parte de los 194 trabajos que recibió el Jurado conformado por Gloria G. Fons, Günther Petrak y Vicente Alfonso

PUEBLA.- El Premio Bellas Artes Juan Rulfo para Primera Novela 2020 se entregó de manera virtual a Óscar Antonio Bonilla Armijo por su obra Los veranos con Emilia, por representantes de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Literatura, en conjunto con el Gobierno del estado de Puebla, por medio de su Secretaría de Cultura y la Universidad Iberoamericana de la entidad.

En el marco de la campaña “Contigo en la distancia” de la Secretaría de Cultura, por esta ocasión la entrega del Premio Bellas Artes Juan Rulfo para Primera Novela 2020 se llevó a cabo en forma virtual.

La subdirectora general del Patrimonio Artístico Inmueble del INBAL, Dolores Martínez Orralde, recordó que el Premio Bellas Artes Juan Rulfo para Primera Novela fue convocado por primera vez en 1980 bajo los auspicios del INBAL y el Gobierno del estado de Guerrero; luego se sumó el Gobierno de Tlaxcala a través de su Instituto de Cultura, el cual lo retomó conjuntamente con el INBAL, mientras que para 2019 se organizó con el gobierno de Puebla y sus instituciones dependientes.

En representación de la directora general del INBAL, Lucina Jiménez López, la subdirectora general destacó que este certamen ocupa un lugar especial entre los 18 premios organizados por el INBAL, pues su característica es promover el género narrativo entre escritores noveles que no han publicado aún su primera novela.

Asimismo, informó que este galardón abrió su convocatoria el 23 de mayo y cerró el 8 de julio de 2020, lapso en el cual se recibieron 194 obras: 136 de hombres, 55 mujeres y tres personas identificadas con otro género. De las edades de los postulantes -dijo- osciló entre los 18 y 35 años en su mayoría; en segundo término entre 36 y 59, y 17 personas mayores de 60 años.

“Esto nos da una idea de que la inventiva y la creatividad no tienen edad, así que esperamos se animen a escribir, se animen a hacer estas primeras novelas y este certamen sirva para promover la creatividad”, comentó.

En una transmisión realizada a través de Facebook de las dependencias convocantes, el secretario de Cultura de Puebla, Sergio A de la Luz Vergara Berdejo, afirmó que es un honor ser sede de este prestigiado premio, el cual cumple 40 años ininterrumpidos. Agregó que la novela es un mensaje cultural desde la mirada de las y los autores: “Eso nos hace entender que la novela sigue, existe y no vamos a dejar de estar presentes en estos tiempos de premios”.

Por su parte, el director del Departamento de Humanidades en la Universidad Iberoamericana Puebla, José Adalberto Sánchez Carbó, expresó que la literatura y las expresiones artísticas, de mano de los creadores y animadores culturales, fue uno de los grupos que más resistieron los efectos de la contingencia de los últimos meses en el aspecto económico: “Cuando, paradójicamente, aumentó el consumo y la producción cultural de la mayor parte de la población”.

En representación de Mario Ernesto Patrón Sánchez, rector de la institución educativa, el directivo afirmó que este tipo de contrastes demuestran que el sector cultural es, la mayoría de las veces, el que más resiente la crisis: “Se hizo explícito lo fundamental que resultan las expresiones artísticas y culturales para la sociedad”.

En tanto, la coordinadora nacional de Literatura, Leticia Luna, refirió que la entrega de este premio histórico es “signo” de un reconocimiento a los y las jóvenes plumas, futuros grandes escritoras y escritores del país. Asimismo, dio lectura al acta del jurado, integrado por Gloria G. Fons, Günther Petrak y Vicente Alfonso.

Finalmente, Óscar Antonio Bonilla Armijo agradeció a las dependencias convocantes y reconoció que como joven escritor todo reconocimiento impulsa a seguir creando y es un aliciente en la carrera literaria ante situaciones complicadas.

El autor oriundo de Durango dijo que en la novela caben muchas definiciones y es también un formato artístico en desarrollo, a pesar de que algunos vaticinen su muerte y otros piensen en que no hay razón para escribir o leer más novelas, pues ya existe un Fiódor Dostoievski y un Miguel de Cervantes:

“La novela es algo imprescindible para nuestra especie, pues los humanos tenemos necesidad de contarnos a nosotros mismos para entendernos, para ello inventamos la narrativa, para satisfacer esta necesidad inherente a la especie humana”, concluyó.

Libre de virus. www.avast.com