Pandemias: Una perspectiva histórica

Home / Metrópoli Cholulteca / Pandemias: Una perspectiva histórica

Segunda Parte

Por Dr. Omar ROJAS VÁZQUEZ

Peste negra

CHOLULA.- Una vez más, Yersinia Pestis brotaba en China hacia 1334, migrando a Europa en 1347, siguiendo el camino de la seda, alrededor de 1400 la población se había mermado de 450 millones a 350 millones de personas, incluso a 300 millones.

Saliendo de China, se extendió a Asia, el norte de India y posteriormente Europa, la plaga llegó a Sicilia en 1347, después de cinco años se encontraba virtualmente en todo el continente, la primera oleada recogió 25 millones de almas.

Bocaccio describe el horror como hombres y mujeres declamando tumores en la ingle o las axilas, algunos del tamaño de manzanas, desde ahí se propagaban a todos lados, después la enfermedad cambiaba, manchas negras y blancas aparecían en brazos o muslos.

La mortalidad de la peste bubónica rondaba el 70%, los infectados alcanzaban su fatal destino en ocho días aproximadamente, la ciencia estaba extraviada en cuanto a la causa, el primer reporte esgrimió que la alineación de tres planetas causó una gran pestilencia en el aire, no fue hasta el siglo XIX que se comprendió una pandemia causada por Yersinia Pestis.

En la búsqueda de una explicación, el pueblo se volvió a la religión, invocando a la virgen, autoflagelándose, cantando himnos y rezos, peregrinando hacia otras aldeas, en busca de una cura que no llegaría, en aras de hallar un culpable, las minorías étnicas y las mujeres sufrían terribles destinos, los judíos eran acusados de envenenar los pozos, así que pueblos enteros eran masacrados.

Para la aterrorizada población, el único remedio era la inhalación de vapores aromáticos, o de alcanfor, tras la escasez de médicos, los charlatanes proliferaron, vendiendo curas milagrosas, amuletos y otros artículos que ofrecían protección mágica.

Pueblos enteros fueron abandonados y borrados de la historia, sin cosechas ni viajes el comercio empezó a acortarse, la comida escaseaba, la peste negra rompió las divisiones entre la clase alta y la baja, surgiendo de esta la clase media.

Un “médico della peste”, recibía un sueldo de 30 florines (40 gramos de oro puro), en la Europa del siglo XVI, una época donde la mayoría de los letrados percibían menos de 200 florines al año, la vida era corta y las comodidades escasas, 40 gramos de oro al mes eran atractivos para un trabajo que colindaba con el suicidio.

Entre los más notables médicos de la peste, se encuentra Nostradamus, Paracelso y Ambrosio París, la indumentaria fue inmortalizada tras la confección del traje característico, un largo pico para mantener el hedor alejado, bata negra y guantes de cuero.

Históricamente, el final de esta pandemia marcó el final del oscurantismo y la edad media, dando paso al renacimiento, una época donde el arte, la ciencia y el hombre se volvían el centro de todo, Santa María de las Flores en Florencia marcaba el inicio de esta nueva época, con el famoso duomo, se coronaba Italia como epicentro del cambio, una nueva normalidad llegaba al mundo.

Libre de virus. www.avast.com