Programa Protección Familiar 24/7

Home / Opinion / Programa Protección Familiar 24/7

Por Gemma GRACIAN

CHOLULA.- El martes pasado estuvimos en la presentación del programa Justicia familiar 24/7, un programa que sin duda es una gran iniciativa a la protección principalmente de las mujeres, niños, niñas y por supuesto a los hombres, cabe decir que dentro de del género femenino es donde ocurre más incidencia, solo un 18% dentro del análisis que se ha hecho mujeres ejercen violencia a sus parejas, hijos o hijas, es por ello que no deja de ser importante el género masculino pero es evidente que con esta cifra del 82% de violencia contra la mujer se ponga en marcha este programa con gran prioridad hacia las mujeres, que en otra columna se los mencionaba, si las mujeres están seguras, niños y niñas se encontrarán en condiciones de una vida digna.

Dentro de esta platica también se mencionó los días con más incidencia, dentro de ellos se encuentran los días viernes y sábado, el consumo de alcohol y drogas es muy frecuente en esos días, por lo que hace que la incidencia aumente en comparación de otros días de la semana.

El programa Justicia Familiar 24/7 consiste en atender las llamadas de emergencia que el *911 reciba para que inmediatamente se tomen las medidas cautelares correspondientes, ¿qué quiere decir esto? se tomen medidas inmediatas que protejan a la víctima o en términos generales la persona a la que se le ejerció violencia, este programa justo aplica los 365 días de año, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

¿Cómo funciona? solo tienes que llamar al *911 para pedir asistencia, decir el daño que te están causando y que quieres aplicar el programa justicia familiar 24/7; para darte seguimiento mediante apoyo por parte de los elementos de seguridad y por un juez auxiliar.

Como cualquier programa todo es paulatinamente por lo que está operando en Puebla y Cholula, hay colonias, juntas auxiliares y barrios que presentan mayor indicio de violencia, es por eso la importancia de poder llegar a esos lugares por medio de la difusión mediante grupos, instancias y redes que promuevan el bienestar de las mujeres, niños, niñas y hombres, en favor de una vida libre de violencia.

Como ciudadanos es nuestro deber contribuir a difundir estos programas de apoyo, para que puedan crecer y permanezcan, como funcionarios y ciudadanos es importante apoyar a estos programas económicamente, generar mejores partidas para temas de prioridad que mejoran el contexto actual, para que de esta manera puedan subsistir, se pueda dar una atención eficiente y eficaz a quienes van dirigidos.