¿Quién es aquel que desea vida? 

Home / Opinion / editorial / ¿Quién es aquel que desea vida? 

Editorial 

Por Mario SALAMANCA RODRÍGUEZ 

CHOLULA.- ¿Quién es el hombre que desea vida, que desea muchos días para ver el bien? En la vida del hombre existe el bien y el mal, cuando el hombre se aleja de dios, hay angustias, calamidades, maldad y miseria, fueron abiertos los ojos sabiendo el bien y el mal, y guarda estatutos y mandamientos, los cuales ya no te mando hoy, para que te venga bien a ti, y a tus hijos después de ti, y prolongues tus días sobre la tierra que Jehová tu dios, te da para siempre. Deuteronomio 4-40. En muchas ocasiones no estamos haciendo bien callando, si esperamos nos alcanzará nuestra maldad, y murió sin que lo desearán más, Joram, este príncipe de Judá murió, después de todo esto, Jehová lo hirió con una enfermedad incurable en los intestinos; y aconteció que al pasar muchos días, al fin al cabo de dos años, los intestinos se le salieron por la enfermedad, muriendo así, de enfermedad muy penosa.

Auschwitz, empezó a funcionar el 20 de mayo de 1940 en Polonia, construido por el emanes, campos de exterminio nazis, perfectamente ocultos, al principio se dudaba de su existencia; cualquiera que estuviera en contra de la dictadura d Adolfo Hitler, lugar de tortura, convirtiéndose en auténticos mataderos. Las atrocidades provocaron la muerte de seis millones de judíos en campos de exterminio; a pesar de fallas humanas, nuestro trabajo es exaltar a Cristo, evangelizando al perdido. El señor tomará en cuenta eso, todos acudiremos m rendiremos cuentas el día del juicio.

Dios conoce el corazón, nosotros no, bendito el varón que confía en dios y cuya confianza es Jehová, Jeremías 17-7. Maldito el varón que confía en el hombre, no verá cuando viene el bien, yo Jehová, que escudriña la mente, que pruebo el corazón, para dar cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. Jeremías, 17-10. Sácame o Jehová y seré sano; sálame, y seré salvo; porque tú eres mi alabanza. Jeremías 17-14. Avergüéncense los que me persiguen, y no me avergüence yo, asómbrese ellos y no yo me asombré, trae sobre ellos día malo, y quebrántales con doble quebrantamiento, Jeremías 17-18.

¿A quién seguiría usted? “al bien o al mal”. El mal trae consecuencias fatales y después la muerte, es hora de que regresemos a Cristo. Debes ser liberado, encontrando a Cristo; son los últimos tiempos en estas horas culminantes, no podemos mantenernos por nosotros mismos, es solamente a través de la gracia y el poder de dios  guarda tu lengua del mal, y tus labios de hablar engaño apártate del mal y haz el bien, busca la paz y síguela, loso ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor ed ellos. La ira de Jehová contra loso que hacen mal, para cortar de la tierra la memoria de ellos, clamaron los justos, y Jehová oye, y los libra de todas sus angustias. Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón, y salva a los cautivos de espíritu.

Jehová oye, y los libra de todas sus angustias, cercano está Jehová a los quebrantados de corazón, y salva a los cautivos de espíritu. Jehová ¿desechará el señor para siempre,  y no volverá más, a sernos propicio? Salmo 77-7. ¿Por qué oh Jehová desechas mi alma? ¿Poor que escondes de mí, tú rostro? Salmo 88-41. Sobre mi han pasado tus iras y me oprimen tus terrores, me han rodeado tus iras y me oprimen tus terrores. Me has rodeado como aguas continuamente a una me han cercado, Salmo 16-7. Me castigó gravemente Jehová, más no me entregó a muerte, no morir, sino que viviré, y contaré las obras de Jehová, salmo 118-18-17. Este es el día que hizo Jehová; nos gozaremos y alegraremos en él. Salmo 118-24. Alabad a Jehová, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia.