Se Escucha por Ahí

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

La Violencia Sube y Sube

CHOLULA.- Se escucha por ahí que los anuncios de “Quédate en Casa”, “Usa Cubre-boca”, “Guarda la Sana Distancia”, por mencionar algunos, ante los efectos del Covid-19; parecen disco rayado, y aun así hay quienes, se mantienen en su dicho de -no pasa nada-, -no le hagan caso al gobierno, solo es un invento suyo-, e ignoran todas las medidas. Ahí el caso en Santa María Acuexcomac, en donde el pasado domingo se registraron varias fiestas particulares. Incluso cerraron la calle, para poder darle vuelo al baile. Claro que hay vecinos muy conscientes de que no son momentos para este tipo de eventos, y temen por su seguridad y la de los suyos. Quisieran que alguna autoridad, procediera contra esos irresponsables, pero no es tan fácil, por un lado, debe de garantizar la seguridad de los ciudadanos, por el otro respetar los derechos de los ciudadanos. Todo se resume a principios y responsabilidad de cada uno. ¿Será? Se escucha por ahí que muchos se ponen de malas, se tornan violentos y agresivos, con todo mundo, sea su familiar, su vecino o cualquier otra persona. Ahí el caso registrado en el fraccionamiento Cipreses de Camino Real, en San Pedro Cholula, en donde un empleado de CFE, llegó a hacer el corte del servicio, y el usuario de servicio, salió “valientemente” pistola en mano y encañonó al empleado que cumplía con su deber. A que Francisco O., quien ya fue denunciado en la Fiscalía del Estado. No se debe de llagar a tanto, por un momento de enojo, se puede sufrir toda la vida. ¿Será? Se escucha por ahí que en eso de la violencia y agresividad, en el mercado Cosme del Razo, siguen los brotes entre algunos comerciantes. El pasado lunes, el motivo, fue que si los “viene, viene”, están con un grupo o no, que si se sienten dueños de las calles, o que si no. Lo cierto, es que esos trabajadores independientes, buscan ganarse la propina, y le dan preferencia a clientes, pero no faltan quienes consideran son dueños de un espacio, para dejar todo el día su vehículo. Que lamentable que en momentos tan difíciles, como los que se están viviendo, los “padrinos” políticos, sigan haciendo de las suyas, utilizando a los “lideres”, para un beneficio personal. ¿Será? Se escucha por ahí que de que los hay, los hay. Por un lado piden al gobierno medidas preventivas, como el poner lavabos, y no arcos sanitizadores, luego dicen que apoyarán poniendo un lavabo. Luego salen en redes sociales, victimizándose. Como dice mi comadre Chana, Po’s ¿Quién los entiende?, todo sea por la grilla política. ¿Será? Se escucha por ahí que es muy bueno, que algunos ciudadanos altruistas se dieran a la tarea de donar despensas y algo más, a quienes más lo necesitan. En lo único que les está fallando, es que no dejan una marca o contraseña, de que a esa familia ya le dieron, sea quien sea, porque además los gobiernos municipal, estatal y hasta federal, también entregan paquetes alimentarios, y ya se han dado algunos casos de darle doble a algunas familias. Bueno para quien las recibe, malo porque alguna familia, se queda sin ese apoyo. O deberían de cruzar la información y así llegar a los más que se pueda, porque son muchas las familias que requieren de esas despensas. ¿Será? Se escucha por ahí que hay algunos empresarios, quienes pese a que su negocio debe de permanecer cerrado, por el giro que tienen, no hacen caso y abren sus puertas. Eso orilla a las autoridades del municipio correspondiente a tener que aplicar las sanciones, y oh, resulta que ellos se consideran reprimidos. El doble lenguaje que un partido político, puso de moda. ¿Será? Se escucha por ahí que ya el PAN, está pidiendo a los regidores, donen por lo menos el 50 por ciento de su salario. La petición ha sido mal vista, consideran que no es mucho y de prácticamente nada serviría. Bien dicen con la cartera ajena, dispón de todo, de la mía, ni la toques. ¿Será? Se escucha por ahí que Aguas de Puebla, insiste en perforar pozos en municipios conurbados a Puebla capital. Los pueblos, ya no se dejan engañar, y se oponen a que se lleven su agua, y no tanto porque se la lleven, sino porque a ellos no les dan pago alguno, y el particular beneficiado con un súper contrato obtenido hace unos 7 años, hace el negocio de su vida, porque vende el agua, o dijeran aquellos, se cobra el servicio, no el líquido. Una vez más el doble lenguaje, para seguir explotando al más jodido. Abuuuuuuuuuuuuuuurrrrrrrrrrrrrrrrrr.

Otras noticias