Silencio 

Home / Opinion / editorial / Silencio 

Editorial 

Por Mario SALAMANCA RODRÍGUEZ 

Quietud reposo hay y habrá en las almas

Fragancias y rocío en los jardines

Silencio en los seres, principio o fin

El azul del cielo resplandece sin fin

Hay tranquilidad, nadie lo turba

Transitando: ved todo es hermoso

Cuerpos dormidos en reposo

El bullicio mundanal termina

Eterna liberación de las esencias

Paz eternal den todos los ánimos

Tierno el follaje de azucenas

Hermosas, dulce la miel de las colmenas

Diseñado del polvo  ¿Majestad divina!

La vida es nada pronto se acaba

Nacerá en el día el renuevo

Viento apacible retornará de nuevo

Apacibles sueños no retornarán, decir

Los ojos se abren, despertad decid

Más allá del sol refulgente ciudad

Al toque de la final trompeta, escuchad

Del sueño despertad, levantad

Reinando:… si… eterna majestad

No hay noches y días en los cielos

Ángeles, arcángeles, loor a dios

El amor de dios, brotando está

En los universos donde é está

Morales, inmorales cantad nueva

Canción de redención a Jehová

El señor seguirá y sigue hablando

Las naciones oirán todo

Mensajes: hombre pon tu rostro

Él enciende el corazón con fuego

Serán quemados algunos rostros

De los puntos cardinales de las tierras

Os acordaréis de vuestros caminos

Ed pueblos os hayan congreados

En Jesús las promesas divinas

En el valle florecen las rosas

De pro siempre su rostro veré

Rostro más bello que el sol veré.