SOLUCIONES EMPRESARIALES

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

“Profesionales comprometidos con el éxito de nuestros clientes”

Por: MTRO. Néstor Rubén HERNÁNDEZ LÓPEZ

BUENAS SOLUCIONES, PARA MALAS DECISIONES

CHOLULA.- Te has preguntado alguna vez ¿Qué hacer cuando tomamos una mala decisión?, ¿Cómo nos afecta no saber reaccionar a tiempo o de una manera adecuada?

Estas preguntas habitualmente se encuentran acompañadas de un sentimiento de temor o angustia, pues evidentemente no es grato darnos cuenta de que hemos tomado una mala decisión; como dueños de un negocio, o bien como encargados del mismo, todos los días tenemos que tomar decisiones. Y cuando por alguna razón éstas no son correctas, no solo es la empresa la que sufre, pues en muchas ocasiones las repercusiones pueden afectar también a nuestros colaboradores o clientes; por esta razón es fundamental prepararnos continuamente y de esta manera ir desarrollando nuestra capacidad de reaccionar a tiempo.

Quizá decidiste invertir en un producto y no pasó mucho tiempo antes de que comprobaras su mala calidad, o diste la oportunidad a un nuevo trabajador, que no solo está dando malos resultados, sino que además está generando conflictos dentro del equipo y esto ocasiona un sin número de quejas de tus clientes.

Recuerda que absolutamente nadie está libre de cometer errores, lo más importante es asumir nuestra responsabilidad, y tener la decisión y la claridad para saber cómo reaccionamos ante ellos haciendo todo lo necesario para minimizar su impacto. Es por ello que en base a la experiencia de nuestros colaboradores y a la recomendación de algunos expertos, te recomendamos tener presente estos son cinco pasos:

1. Analiza el impacto y los daños: Lo primero es aceptar que tomamos una mala decisión y tomarnos el tiempo para evaluar cuál fue su impacto en nuestra empresa o negocio, para ello es muy importante hacer un análisis de la situación con objetividad, hablar con nuestro equipo de trabajo o con nuestros clientes nos ayudara a obtener información adicional sobre los aspectos que debemos atender y mejorar; pues solo teniendo datos certeros podremos pensar en posibles soluciones. Recuerda que esconder el problema por orgullo o vergüenza, solo empeorará las cosas, y hará que perdamos tiempo, dinero y lo más importante dará lugar al desprestigio que es una de las principales causas de la pérdida de clientes en los negocios.

2. Confía en ti mismo: Aceptar que errar es de humanos, y que en consecuencia todos podemos equivocarnos, necesita humildad, coraje, y valor, dejar de lado el orgullo y reconocer que pudimos hacerlo mejor es un paso difícil de dar. Aprender a crecer en lo moral, en lo espiritual y en la objetividad nos ayudara a desarrollar una mayor confianza en nuestras decisiones. Creer en nosotros mismos es lo que hace falta para iniciar el camino que nos llevará a conseguir lo que deseamos. No hay mayor seguridad ni mayor nivel de confianza que el que es aportado por nosotros mismos.

3. Elimina los pensamientos negativos: El siguiente paso es enfocarse en tomar las primeras medidas para reparar el error, y para ello, es fundamental liberar la mente de afirmaciones como “Soy un mal emprendedor”, “Nunca lograré hacerlo bien” o “Esto va a arruinar mí negocio”. Esta actitud no solo nos generará un gran nivel de angustia, también nos impedirá pensar con claridad. Para salir de este estado y recuperar el equilibrio, debemos tener presente que siempre tendremos la posibilidad de apoyarnos en personas capacitadas, quienes podrán asesorarnos y brindarnos opciones de solución al conflicto.

4. Actúa de inmediato: Con la claridad de lo que debemos hacer y la actitud correcta, estaremos listos para empezar a salir del problema. Recuerda que por ningún motivo debemos esperar demasiado tiempo para hacer lo necesario, de lo contrario un pequeño error podría convertirse en una crisis importante. Ser práctico, diligente y eficiente, siempre ayudara, pero de ser posible, no debemos hacerlo solos, la recomendación es apoyarnos en aquellos socios o colaboradores con los conocimientos y habilidades necesarios para ejecutar la mejor solución.

5. Aprende de tus errores: Para no caer en estos casos y cometer este tipo de errores otra vez, es importante analizar cuáles fueron sus causas. Solo así podremos mejorar nuestros procesos de tomas de decisiones futuras. Cuando nos metemos en problemas por una mala decisión, la mejor estrategia es ver la situación como una oportunidad para hacerlo mejor la próxima vez. Y de seguir creciendo como empresarios y como personas.

En este sentido si te encuentras en esta situación y no sabes que hacer, acércate con nosotros, en AGER LEX te bridamos la mejor asesoría de los profesionales que trabajan para ti brindándote los mejores servicios fiscales, legales, administrativos y de negocios. Contáctanos a través de nuestro portal de internetcontacto donde podrás agendar una cita en nuestras oficinas ubicadas en 25 Oriente con esquina de la Privada 6A Sur, número 615, Puebla, Pue., o si lo prefieres te atenderemos de manera virtual vía Zoom para resolver todas tus dudas.

Otras noticias

Metrópoli Cholulteca

Sepultaron a Cecilia Monzón Pérez

* Salió el cortejo a las 18:40 horas rumbo al panteón * Muestras de afecto y dolor entre presentes Por Epigmenio ROJAS CASTRO CHOLULA.- El