SOLUCIONES EMPRESARIALES

Home / Opinion / SOLUCIONES EMPRESARIALES

“Profesionales comprometidos con el éxito de nuestros clientes”

Por: MTRO. Néstor Rubén Hernández López

ADAPTACION EN TIEMPOS DE CAMBIO

CHOLULA.- Cuando iniciamos un negocio, algo que no solemos considerar es el estrés que genera el compromiso de cumplir con múltiples funciones, la necesidad de generar los primeros ingresos muchas veces nos atrapa en un ambiente plagado de vicios, en donde incluso perdemos la fe en nosotros mismos, dudando de nuestra capacidad para salir adelante. Luego de tres o cinco años, cuando la empresa ya está creciendo, los retos son diferentes, pero la presión no desaparece, y entonces pareciera que el estrés es algo con lo que los emprendedores debemos aprender a vivir.

A pesar de lo que muchos podamos pensar, creer o escuchar de las personas que como nosotros se enfrentan a los retos propios del emprendimiento, la realidad es que, como explican algunos especialistas en desarrollo empresarial y/o personal, el estrés es algo a lo que no deberíamos acostumbrarnos, ya que, con el tiempo, puede terminar causándonos no sólo problemas psicológicos o físicos, sino que también puede llegar a afectar tanto nuestro entorno que todo lo que nos rodea se verá afectado significativamente. Mucho se habla hoy, por ejemplo, del impacto negativo de vivir en una tensión permanente y de cómo esto acaba con la salud y la vida de las personas en todos los aspectos de la misma.

Es por esta razón que, en Ager Lex, creamos una serie de procesos con los cuales damos acompañamiento a nuestros clientes; logrando que todos y cada uno de los procesos propios a sus proyectos sean atendidos con la consideración, dedicación y compromiso necesario, pero respetando siempre la integridad física y socio – emocional de todos y cada uno de los colaboradores que intervienen en el mismo.

Importante es saber, que parte de este proceso de análisis e intervención está enfocado en ir al fondo del problema, a las causas que nos están generando estrés, lo cual nos permite atender el problema de manera preventiva y no correctiva; esto es que no esperamos a que suceda, sino que más bien lo evitamos. Lo que necesitamos es entender que siempre vamos a enfrentar dificultades, que lo único permanente en la vida es el cambio… Y que entonces lo que tenemos que hacer es ejercitar nuestra capacidad para manejar esos cambios, fluir ante lo inesperado desarrollando un sin número de competencias y capacidades en nuestra persona, nuestro equipo de colaboradores y nuestros procesos de atención y/o producción

Lograrlo parece difícil, sobre todo en momentos como el actual, cuando cada día tenemos que atender algún nuevo problema en el negocio, la familia o la comunidad donde vivimos, pero si queremos aprender de esta experiencia y salir fortalecidos, no tenemos otra opción que iniciar ese camino, es por ello que hoy queremos compartirte algunos consejos para que puedas lograrlo:

1.- Analiza tu entorno de manera objetiva

No hay nada más realista y aterrizado que comprender que la vida es ahora. Estar pensando todo el tiempo en los errores del pasado o en lo malo que puede suceder en el futuro es la explicación más clara de por qué vivimos permanentemente estresados. Es por ello que tener una visión clara y objetiva de lo que sucede en nuestro entorno es fundamental, para esto es importante estar informado de las cosas que afectan o benefician al negocio o proyecto que estamos atendiendo; y al mismo tiempo dedicar unos minutos del día para realizar alguna actividad que nos permita mantener el equilibrio, ganar perspectiva y tomar mejores decisiones; la respiración consciente, es considerada por muchos científicos como una de las mejores herramientas para conectarse con el momento que estamos atravesando. Así que te sugerimos que, como primer paso para mejorar tu capacidad de adaptación al cambio, puedes regalarte los primeros minutos del día para concientizarte, y realizar activación física cardiovascular, acompañada de una sesión de ejercicios de respiración, que además te permitirá dentro de otras cosas oxigenar tu cuerpo y mente y salir listo de casa para transformar el resto de tu día.

2.- Atiende lo prioritario y aprende a reaccionar

Determinar nuestras prioridades, así como el construir de manera mental un buen plan de acción diario, nos ayudara a estar preparados y como consecuencia a proyectar una actitud de seguridad y control en momentos de angustia o crisis; no es recomendable determinar las prioridades minutas antes de ponerte a trabajar, pues corres el riesgo de confundir qué es lo necesario, con aquello que es verdaderamente importante atender.

En la vida, todo es temporal. Lo bueno y lo malo. Los acontecimientos más importantes y aquellos que no lo son. La felicidad y la tristeza. Y cuando logramos conectarnos profundamente con este pensamiento, ganamos esa madurez que nos permite actuar con perspectiva, logrando de esta forma el manejo adecuado de la angustia y esa sensación de que “te encuentras en serios problemas” si faltó un empleado a trabajar o si nos vemos en la necesidad de atender a un cliente que por alguna razón se encuentra molesto. Lo más importante no es lo que está sucediendo en ese momento; lo verdaderamente importante es cómo reaccionamos ante esa situación. Y cuando estás al frente de un equipo, y eres un ejemplo a seguir, esta habilidad se vuelve todavía más importante, pues todos tus colaboradores tendrán la mirada puesta en ti y en tus acciones.

3.- Utiliza el fracaso como una herramienta para el éxito

Analizar nuestros errores, y saber aprovechar esas pequeñas lecciones de vida, podría convertirse en la clave para encaminarse en el sendero del éxito; desafortunadamente mucha gente no sabe cómo lidiar e incluso superar sus errores. En vez de aprovecharlos para insistir en su objetivo, su impacto les empuja a abandonar sus proyectos, matando de un solo golpe su interés por emprender, y esto es lo peor que se puede hacer ante un fallo. La habilidad para aprovechar las oportunidades que nos brindan los fracasos es la gran diferencia que distingue a la gente exitosa de aquella que no lo es. Cada pequeño fracaso será un paso hacia el triunfo. Si cambias el punto de vista verás el fracaso de forma diferente: será una oportunidad para aprender. Desde hace mucho tiempo el gran Henry Ford decía que el fracaso “es sólo una oportunidad para empezar de nuevo de forma más inteligente”.

Recuerda que esas caídas nos ayudan a ser más humildes, compasivos y empáticos. Al igual que cuando nos conectamos con el ahora y con el cambio, cuando aprendemos del fracaso nuestra mente y nuestro cuerpo se reinventan, perfeccionando la técnica de acción para los próximos intentos.

4.- Promueve tu cuidado y optimismo

Por último, para mejorar tu capacidad de adaptación al cambio es importante desarrollar hábitos que te permitan mantenerte sano, tanto física como mental mente, estar bien te permitirá proyectar seguridad en las acciones que desarrollas y dentro de otras cosas motivar a tus colaboradores para hacerlo también. Pero eso no va a ser posible si solo piensas en trabajar, en los resultados del negocio o en lo que está haciendo la competencia. No esperes al sábado o domingo para hacer lo que te gusta, date espacio durante la semana para hacer ejercicio, alimentarte sanamente, compartir con tu familia, visitar al médico, leer un libro o llamar a un amigo. Es muy satisfactorio cuando terminamos el día o una jornada de trabajo con algún logro concreto, pero para ser felices, o para al menos sentirnos plenos, necesitamos mucho más que solo hacer dinero. No lo olvides.

Acércate con nosotros, en AGER LEX te bridamos la mejor asesoría de los profesionales para adaptarte a esos cambios, trabajamos para ti brindándote los mejores servicios Jurídicos, de Dirección Empresarial y Comercial, Administración, Contabilidad y Fiscal, donde encontraras profesionales que trabajan de la mano contigo para lograr tu éxito. Contáctanos a través de nuestro portal de internet www.agerlex.com, a través de nuestras redes sociales Facebook e Instagram como AGER LEX Soluciones Empresariales, al WhatsApp al 22.22.80.20.56 y/o 22.26.73.65.13 o escríbenos al correo electrónico contacto@agerlex.com donde podrás agendar una cita en nuestras oficinas ubicadas en 25 Oriente con esquina de la Privada 6A Sur, número 615, Puebla, Pue. o si lo prefieres te atenderemos de manera virtual vía Zoom para resolver todas tus dudas.