SOLUCIONES EMPRESARIALES

Home / Opinion / SOLUCIONES EMPRESARIALES

“Profesionales comprometidos con el éxito de nuestros clientes”

Por: MTRO. Néstor Rubén HERNÁNDEZ LÓPEZ

SUPERANDO MIS MIEDOS

CHOLULA.- A lo largo de nuestro andar en el tema del emprendimiento; es muy común estar listos para defender nuestros proyectos personales ante los demás, pero es muy común también cuando se trata de enfrentar nuestros propios miedos, que no estemos del todo preparados, es por ello que te sugerimos poner en práctica estos pasos y ¡seguir adelante!

Una constante en el mundo emprendedor, es el nerviosismo que nos hace sentir el enfrentarnos a algo nuevo o desconocido, el emprendedor debe enfrentar, en primer lugar, las críticas que provienen de las personas más allegadas a él; es decir, de la familia, los amigos y ex compañeros de trabajo, incluso de aquellas personas que, sin conocernos, se dan el tiempo de opinar sobre las acciones que estamos por emprender.

Los comentarios más mordaces son consecuencia de las limitantes, prejuicios e introyectos de las personas, que, al sentirse limitadas, intentan abandonar sin siquiera intentar, la oportunidad de abrir su propia empresa; esto aunado a diversas situaciones que se deben considerar para alcanzar la consolidación de un proyecto de emprendimiento, y que son aquellas que tienen que ver con la disposición del tiempo, la falta de ingresos constantes, las responsabilidades que surgirán de la mano de nuestro proyecto, etc.; y que intentarán alejarte de tu meta.

Sin embargo, es muy importante estar claros de que el enemigo más importante a vencer, seguimos siendo nosotros mismos, es decir nuestros miedos.

Según la psicología y algunos autores dedicados a la Dirección Empresarial, sugieren que, en promedio, existen 5 tipos de miedos que por lo regular agobian al grueso de las personas en algún momento durante su emprendimiento; razón por la cual te ayudaremos a tenerlos en cuenta para que de esta manera te sea más fácil trabajar en superarlos.

  1. Miedo a la crítica

Muchas personas se ven limitadas, en muchos de los aspectos de su vida por miedo a lo que otros pensarán. Este temor es muy común y es verdaderamente importante tener confianza en nosotros mismos, ya que tomar decisiones importantes basándonos en lo que las personas piensan, puede determinar negativamente el resto de tu vida. Es importante aclarar que, en la mayoría de los casos, esta “crítica y/o la mal llamada crítica constructiva” proviene de nuestros familiares, amigos o seres queridos; por lo que será de suma importancia CREER EN TI MISMO; recuerda que ser emprendedor significa una gran responsabilidad y es muy fácil entrar en pánico, por ello te sugerimos trazar metas claras y realizables, estableciendo objetivos de corto alcance que puedas acrecentar de manera gradual.

  1. Miedo al fracaso

Muchos emprendedores, detienen sus proyectos porque creen que aún no están preparados o por que el temor al fracaso continuamente los obliga a preguntarse la temida pregunta “¿Y si…?”, “¿Y si no funciona?” “¿Y si fracaso?”.

Estas son las preguntas que habitualmente terminan por frenar cualquier proyecto que deseamos emprender, preguntas que sin duda son equivocadas, y que debemos transformar en pensamientos positivos; ¡claro está, que el emprendimiento no es solo un acto de fe, por lo que previo al comienzo debes asesorarte o prepararte al respecto, canalizando tus aptitudes y esfuerzos hacia tu proyecto y concentrando tus energías en pensar en todas las maneras en las que podrías triunfar! Incluso si te equivocas o cometes un error, tienes la oportunidad de corregir el rumbo. ¿Por qué? Simple: porque tendrás la oportunidad de probarlo y ajustarlo hasta lograr cubrir al 100% las necesidades de tu mercado; debes fallar en algunos puntos antes de vencer, así que no dejes de tratar.

  1. Miedo al cambio

El cambio, sin importar de que se trate, habitualmente es considerado por los emprendedores como algo aterrador. De hecho, la mente humana pareciera estar programada para evitar el cambio. Lo natural es buscar una existencia cómoda y segura, nos resistimos al cambio porque aparece como una amenaza a nuestro status quo, pero esta comodidad puede evitar que hagamos cosas que nos permitan seguir avanzando, a esto se le conoce como “Permanecer en nuestra zona de confort”

El miedo al cambio, es descrito por algunas personas como esa incertidumbre que ocasiona en nosotros el sentirnos inseguros o ansiosos sobre el futuro, lo cual causa en estas personas una mentalidad cerrada que nos limita a hacer los ajustes necesarios para avanzar hacia el emprendimiento. No puedes evitar el cambio. Nuestra recomendación es y siempre será aceptar el cambio, estar preparado para él; ya que sin importa en qué etapa de tu negocio estés, la innovación y a los avances, te obligaran a actualizarte o de lo contrario fracasar.

  1. Miedo al éxito

Muchas veces, las personas tememos luchar por ser la mejore versión de nosotros mismos, miedo de alcanzar la superación personal, que es en realidad de lo que se trata el éxito, de avanzar en la edificación de nosotros mismos; para poder como única consecuencia encender dentro de nosotros mismos esa llama que nos dará el valor de actuar y, tiempo después la satisfacción y el reconocimiento, por haberlo hecho.

La mayoría de los emprendedores son competitivos por naturaleza, así que tiene mucho sentido que el hecho de cometer errores o de no ser perfectos nos aterrorice. Superar este miedo requiere de reducir nuestro sentido de perfeccionismo, de confiar en lo que sabemos y en aquello que estamos preparados y dispuestos para hacer, además de aprender a sentirnos cómodos con el hecho de saber, que todos, incluso nosotros mismos, cometemos errores.

Al final del día, todos los miedos anteriores se superan con preparación, practica y perseverancia. Si sabes lo que quieres, toma los pasos necesarios para afrontar tus miedos y lograrás más de lo que esperas en la vida, más de lo que obtendrías si dejas que la duda y la incertidumbre te dominen.

  1. Miedo de comprometerte con gastos

Es claro que cuando pensamos en emprendimiento, construir un plan de negocios y ponerte objetivos, es algo que debes tener presente, empezar a invertir en tu negocio, será algo fundamental desde su concepción; pues no hay casi ninguna oportunidad de lograr que tu negocio crezca si no inviertes en él, tiempo, dinero y esfuerzo.

Cada vez que nos arriesgamos, evidentemente nos desbordan las dudas, el miedo y la incertidumbre; ya que, tomar un riesgo puede darnos excelentes resultados, o puede destrozarnos y llevarnos a la quiebra. Es por ello que debemos tener en la medida de lo posible, muy clara la diferencia entre un riesgo peligroso y sin cálculo y un riesgo bien meditado y analizado.

Recuerda que cuando tomas un riesgo calculado, tienes una estrategia para cada paso del camino. Acercarte a las personas que pueden asesorarte en el tema, te garantizará que los resultados sean favorables y te permitirá consolidar el éxito de tu emprendimiento; pues en la medida en la que te mueves hacia tu objetivo, analizando cuidadosamente el nivel de tu inversión, los riesgos disminuirán y llegara el punto en el que puedas de forma independiente conducir a la perfección tu tan anhelado proyecto.

Por último recuerda que para para alcanzar el éxito debes darte la oportunidad de descubrir quién eres realmente, y cuan convencido estas de apostar por ti.  Muchas veces deberás empezar por descubrir quién no eres. Confía en tu instinto y reconoce que estás tomando las decisiones correctas, teniendo siempre presente, que las ideas no son de quien las imaginó primero, sino de quien tuvo el valor de ejecutarlas a tiempo. Los límites se encuentran dentro de nosotros mismos. Asegúrate de hacerte saber que nunca es tarde y de levantarte cada mañana preguntándote, ¿hasta dónde quieres llegar?

Acércate con los profesionales de AGER LEX que te bridamos la mejor asesoría en temas Jurídicos, de Dirección Empresarial y Comercial, Administración, Contabilidad y Fiscal, y que trabajan de la mano contigo para lograr tu éxito. Contáctanos a través de nuestro portal de internet www.agerlex.com, a través de nuestras redes sociales Facebook e Instagram como AGER LEX Soluciones Empresariales, al WhatsApp al 22.22.80.20.56 y/o 22.26.73.65.13 o escríbenos al correo electrónico contacto@agerlex.com donde podrás agendar una cita en nuestras oficinas ubicadas en 25 Oriente con esquina de la Privada 6A Sur, número 615, Puebla, Pue. o si lo prefieres te atenderemos de manera virtual vía Zoom para resolver todas tus dudas.