Un grito desesperado

Home / Opinion / Un grito desesperado

Cuando cientos de mujeres se alistaban para la manifestación en exigencia de sus derechos, en Atencingo al sur del estado de Puebla, con un tiro en la cabeza fue asesinada Claudia.

Era trabajadora del ayuntamiento de Chietla en el área de barrido manual.

El crimen contra Claudia Serrano, de 32 años de edad, se convirtió en el séptimo feminicidio de este 2021.

Un año ha pasado desde aquellas marchas históricas del 8 de marzo del 2020 en busca de la protección y derechos de las mujeres.

A 365 días parece que la situación es la misma, por eso se realizaron nuevamente protestas por todo el país.

Y es que pareciera que hay oídos sordos a todo el clamor ante una ola o tsunami de violencia que viven las mujeres en México.

Ahora seguramente por la pandemia, las marchas no fueron tan nutridas, aunque la exigencia es la misma y la violencia y vandalismo nuevamente destacó.

Al revisar las cifras oficiales de ataques contra las mujeres, parece que de nada sirvió esas megamarchas antes de la pandemia en 2020.

Desde aquel 8 de marzo al 31 de enero del 2021, se registraron diariamente en promedio dos feminicidios en todo México.

En este tiempo se contabilizaron oficialmente 839 feminicidios o 60 al mes en promedio, según las estadísticas de la violencia contra las mujeres del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Y digo oficialmente, porque sabemos que no todos los crímenes contra mujeres son catalogados de esta manera por las autoridades, para bajar las cifras o al menos eso se piensa.

Sin embargo, murieron asesinadas 2 mil 605 mujeres en esos once meses, ocho diarias en promedio.

Se les catalogó a estas muertes como homicidio doloso.

Entonces, desde aquel 8 de marzo del 2020 al 31 de enero pasado, 3 mil 444 madres, tías, sobrinas, hijas, hermanas, novias, parejas y hasta abuelas, fueron asesinadas.

La mayoría murieron a manos de un hombre, atacadas sólo por ser mujer.

Pero también en ese tiempo, se levantaron 51 mil 606 denuncias por lesiones contra las mujeres.

Lo anterior indica que un promedio de siete mujeres fueron lesionadas cada hora en dicho lapso en todo México.

Además, se registraron 183 mil 942 denuncias por violencia intrafamiliar, una cada tres segundos de esos once meses, en promedio.

Y todavía hay quienes critican la violencia de algunas de las mujeres en las protestas y levantan muros o vallas para impedir que se dañen edificios.

Las cifras de denuncias reflejan por sí solas todo el panorama o realidad de la mujer en México.

Más daño han recibido las mujeres en este tiempo que cualquier edificio.

Por eso hay que escuchar esos gritos desesperados.

Poblanas violentadas

El caso de las mujeres de Puebla aunque en menor medida que a nivel nacional, refleja una realidad de miedo.

Desde aquella marcha histórica del año pasado, hasta el último día de enero de 2021, en Puebla se denunciaron 623 abusos sexuales y 187 casos de acoso.

Asimismo, se abrieron 56 carpetas de investigación por hostigamiento sexual, según los mismos datos del SESNSP.

Además, en los 11 meses referidos, hubo 371 casos de violaciones simples y 284 equiparadas contra poblanas.

En ese tiempo se contabilizaron 36 feminicidios oficialmente y seis mujeres fueron denunciadas por abortar en Puebla.

Cada número representa una mujer violentada.

De espanto.

Buenos ejemplos

Este Día Internacional de la Mujer y en medio de los movimientos en favor de las mujeres, dos presidentas municipales dejaron su cargo para continuar su aventura en la política.

Se trata nada menos que de Karina Pérez Popoca, por San Andrés Cholula y Guadalupe Daniel Hernández, de Cuautlancingo.

Ambas han luchado desde abajo por llegar al cargo que hasta el lunes ostentaron de alcaldesas, donde han tenido que luchar contra hombres y hasta contra algunas mujeres.

Karina, dejó el cargo en un acto de congruencia, aunque la ley no se lo prohibía, hacer campaña por la reelección y ejercer la presidencia municipal.

Guadalupe Daniel, también solicitó licencia, pero por irse a contender por una diputación local.

Sin embargo, no ha descartado del todo o al 100 por ciento que no busque finalmente la reelección.

Ahora, todo dependerá de la cuota de género en las candidaturas.

Tiempo al tiempo.

Libre de virus. www.avast.com