Vivos, que Buscan a la Muerte 

Home / Metrópoli Cholulteca / Vivos, que Buscan a la Muerte 

CHOLULA.- Se escucha por ahí que las autoridades de salud, así como las federales, estatales y municipales, no quitan el dedo del renglón, pidiendo a la ciudadanía, que siga cumpliendo con las medidas sanitarias preventivas, que no acuda a eventos masivos, la pandemia no ha sido superada, se mantiene y se está registrando un repunte. Pese a todo eso, hay ciudadanos quienes insisten que andar buscando a la muerte, andan tentando a la suerte, haciendo caso omiso a las recomendaciones. Es tal grado, que ya muchos ciudadanos, quienes se quieren, se cuidan y cuidan a sus seres queridos, que empiezan a levantar la voz, para que se apliquen sanciones como multas y horas de arresto, a todos esos irresponsables y así poder salir de este problema tan serio. ¿Será? Se escucha por ahí que ahora con esto de Todos Santos, no han faltado los jóvenes, quienes mediante las redes sociales, están invitando sus fiestas llamadas “Halloween”, en las cuales, sin lugar a dudas, no se respetará medida sanitaria alguna. El riesgo, y muy alto, posibles contagios. De que sirve que las autoridades, no autoricen la reapertura de los centros de diversión, salones sociales y demás, si por el otro lado, en sus casas, se hacen esas reuniones. Muy lamentable sin lugar a dudas, y es cuando también surge la pregunta de ¿Dónde están los papás? ¿Será? Se escucha pro ahí que los jóvenes, se escudan en que tiene derecho a divertirse, claro que sí, pero también es cierto que así como tienen derechos, tienen obligaciones, y en este caso, es una obligación acatar las recomendaciones, por la salud de todos. ¿Será? Se escucha por ahí que está latente la posibilidad de que en los mercados municipales, se aplique de nueva cuenta la medida de cerrar varios accesos, controlar de esa manera la afluencia de clientes. Y es que llegan familias completas a dar la vuelta, y eso genera la concentración de personas. Además de que será obligatorio que toda persona, comerciantes o clientes, que ingresen al mercado, lo deban de hacer con el cubre-boca, bien puesto, además de lavarse las manos y aplicarse gel antibacterial, nada de que –me acabo de poner-. No les cuesta nada, el cumplir con esas medidas, así como la de guardar la sana distancia. ¿Será? Se escucha por ahí que los centros comerciales, corren el mismo riesgo, incluso que los “inteligentes” que no son más que verdaderos irresponsables que le dan un mal ejemplo a sus hijos, los enseñan no respetar, les nieguen la venta de productos y alimentos. Por cierto, se sabe que eso ya ha ocurrido en algunas tiendas. Los consumidores, hacen el berrinche de su vida, amenazan con no volver a esa negociación a comprar, primero no afectan a la tienda, segunda, no lo van a cumplir, lo mejor es acatar las reglas del juego, y así todos contentos. ¿Será? Se escucha por ahí que ante las medidas que los gobiernos municipales están aplicando en los panteones, para poder tener acceso, se ha generado controversia, unos que desean seguir con su tradición de ir en bola, toda la familia, y otros a favor de la medida. Me decía mi comadre Chana, tan sencillo, por un lado, que mantengan los panteones cerrados, de eso nadie se va a morir, y en cambio sí, porque no respetan las reglas. Todo el año, ni se acuerdan de ir a dejar una flor, y ahora todos desean hacerlo. Por seguridad, lo mejor es no ir, al ser querido se le recuerda en casa. ¿Será? Se escucha por ahí, que desde este día, se verán muchos caminos de flor de cempasúchil, la Primera Ofrenda, y los amigos y conocidos, acudirán a dejar la ofrenda, que es una cera. Una tradición con un aligera modificación, el hacerlo usando el cubre-boca, pero bien puesto y tenerlo todo el tiempo cubriendo nariz y boca. Respetar la sana distancia. Dicen por ahí, con orden y respeto, todo se puede hacer. ¿Será? Se escucha por ahí que quienes están sufriendo, son todos aquellos que deben usar el transporte colectivo, el cal está cumpliendo en su mayoría, con llevar solo al 50 por ciento de pasajeros. Eso está generando que muchos salgan en bicicleta. El número de vehículos de este tipo, se está incrementando. Es más sano, solo hay que respetar las reglas de vialidad, y por otro lado, no ser confiados y dejarla recargada en la banqueta, mientas entra a una tienda, ene se tiempo se la pueden robar, porque también se debe de reconocer, que las “ratas” andan sueltas, y cada día son más las que solo andan por las calles, a ver a quién se joden. Abuuuuuuuuuuuuurrrrrrrrrrrrrrr.