¿Y dónde está el terreno para el hospital?

Home / Metrópoli Cholulteca / ¿Y dónde está el terreno para el hospital?

* Arriaga Lila, aclara que nunca JJ compró el terreno que decía

Por Epigmenio ROJAS CASTRO

CHOLULA.- “Que nos diga el pasado presidente, ¿dónde está el terreno para el nuevo hospital?, porque los hemos besucado y no lo hallamos, la verdad es que nunca la adquirió, sostuvo tratos para la compra, pero no pasó de eso, esa propiedad tiene dueño, y no vende”.

Tras los señalamientos vertidos ro el ex presidente municipal José Juan Espinosa Torres, contra el actual gobierno municipal, el Dr. Luis Alberto Arriaga, precisó “El anterior presidente habla de un terreno para el hospital, la pregunta que se le hace es ¿Dónde Está?, y es que simplemente no existe. No lo compró como lo pregonó, cuando solo sostenía pláticas al respecto de una posible operación de compra-venta.

Se declaró que habían dejado firmado y todo eso pero no es cierto, la gente de la administración anterior pueden preguntar y no es real, hubo una negociación querían ser expropiados, luego llegó un tercero pero jamás perteneció a este gobierno, en ningún momento, lo pueden checar en transparencia. Este terreno nunca existió dentro de los bienes del ayuntamiento.

Se le olvida que un servidor y muchos de los que estamos en esta administración, estuvimos en la pasada, y que se le decían las cosas, pero él siempre señalaba que era el presidente. Ese terreno nunca perteneció al gobierno, ese terreno tiene dueños, siempre ha sido de un particular”.

En cuanto a una auditoria que pide el ex presidente comentó “todos los días se hace, y si quiere que se haga una más, la realiza el máximo órgano fiscalizador, la cual informó que diariamente acude a este municipio para solventar las diferentes situaciones de la administración pasada. Y es que además de no tener el predio del hospital, ya no se cumplió con la expropiación del Cerro del Acozac, ya que al gobierno cholulteca tenía que erogar más de siete millones para hacer el pago del mismo.

Con esa cantidad, se pudieron hacer muchas cosas más. Se platicó con la dueña y se le pidió respetar y cuidar este basamento prehispánico, y de buena manera lo aceptó”, terminó señalando.